Prisión provisional para el investigado por matar a un hombre cuyo cadáver apareció en Alfacar

Primero se pensó que la víctima había sufrido una caída y se había golpeado la cabeza, pero la autopsia reveló que le habían disparado

Juzgados de Granada en Caleta
Juzgados de La Caleta | Foto: Antonio L. Juárez
Europa PressEuropa Press
0

El Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, en funciones de guardia este martes, ha acordado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del hombre de 65 años detenido tras la muerte de otro cuyo cadáver apareció en avanzado estado de descomposición en un paraje de Alfacar, en el área metropolitana granadina.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), está investigado por la presunta comisión de un delito de homicidio. Las diligencias se enviarán al Decanato para su reparto al juzgado correspondiente que se encargará de la instrucción.

La Guardia Civil detuvo en Jun a este vecino de esta localidad del área metropolitana de Granada, tras la aparición el pasado viernes de un cadáver en avanzado estado de descomposición con un disparo en la cabeza.

En una nota de prensa, el Instituto Armado indicó que el detenido, que ha pasado en la mañana de este martes a disposición judicial y cuenta con antecedentes policiales, disparó al parecer en la cabeza a su víctima, cuyo cadáver fue hallado en el paraje conocido como La Umbría del Molino, en el término municipal de Alfacar.

En un primer momento, se pensó que la víctima había sufrido una caída y se había golpeado la cabeza, pero fue la autopsia la que reveló que le habían disparado en la cabeza con una pistola de calibre de nueve milímetros.

Fue el hermano de la víctima el que encontró el cadáver junto a una finca que éste último solía frecuentar entre Jun y Alfacar, en el mencionado paraje de La Umbría del Molino, y llamó a la Policía Local de esta última localidad.

Poco después, alertados por la Policía Local, acudieron a la zona agentes de la Guardia Civil, servicios médicos y Bomberos de Granada. Estos últimos fueron los que recuperaron el cadáver, ya que la zona era “muy agreste y de difícil acceso”.

El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Granada y al hacerle la autopsia el forense descubrió un proyectil de calibre nueve milímetros alojado en su cabeza, y lo que parecía un accidente se convirtió en un homicidio.

El Equipo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada se hizo cargo entonces de la investigación y, en apenas 24 horas, consiguió averiguar qué había ocurrido y quién presuntamente había disparado, logrando localizarlo y detenerlo.

Los investigadores han descubierto que los hechos ocurrieron el pasado día 10 de marzo, y que “el detenido y la víctima no se conocían de nada, y que ésta última, al parecer, le molestaba que la gente pasara por la finca cuando él estaba por allí”.

Uno de los que pasó fue el detenido y entre ambos se entabló una discusión que acabó supuestamente “cuando éste sacó una pistola y disparó en la cabeza a la víctima”. El detenido ha argumentado que lo hizo en defensa propia. La Guardia Civil, no obstante, no da por cerrada la investigación y continúa buscando el arma homicida.





Se el primero en comentar

Deja un comentario