Detenida por vender marihuana en pleno centro de Granada

La mujer, de 57 años, usaba un local en la calle Frailes para el tráfico de estupefaciente y se enfrenta a un delito contra la salud pública

WhatsApp Image 2020-07-30 at 12.02.17
Material decomisado durante la intervención policial. | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Policía Local ha detenido a una mujer de 57 años como presunta autora de un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes. Los hechos se remontan a la tarde-noche de este miércoles, cuando una patrulla de Policía Local que realizaba sus labores por la calle Frailes observó a varios chicos entrando y saliendo de un local de dicha calle.

En el interior del negocio, los agentes encontraron 982 gramos de marihuana, dos balanzas de precisión, una calculadora, 20 bolsitas con ‘maría’, dos libretas con detalles de las operaciones efectuadas y una caja registradora con más de 1.100 euros procedentes de esta actividad.

Dado que la actitud de los jóvenes levantó sospechas en los actuantes, éstos se dirigieron a un grupo de ocho para identificarlos y preguntarles que hacían por la zona a lo que respondieron que tenían intención de comprar cierta cantidad de marihuana, pero al percatarse de la presencia policial desistieron de ello en un primer momento.

Ante los hechos declarados por los interpelados, se procedió a la identificación y cacheo de otras personas que entraban y salían del establecimiento a los que se les encuentra distintas cantidades de marihuana por lo que se procede a su denuncia y ocupación de la sustancia.

En base a los indicios, la patrulla contactó con el mando responsable informando de los hechos y solicitando otra unidad para que colabore en la intervención.

En la puerta de entrada había un vídeoportero para controlar el acceso al local, de modo que los agentes aprovechan el momento en el que un cliente se disponía a entrar para introducirse ellos en el interior del establecimiento y realizar una inspección del mismo.

Una vez dentro, observaron una barra de bar en la que se exponía cierta cantidad de sustancias estupefacientes para su venta y consumo, asimismo había otras sustancias empaquetadas en monodosis y otros recipientes donde había cigarros de marihuana.

Fue entonces cuando se identificó a la responsable del negocio, que manifestó que se trataba de una asociación y que por lo tanto era legal, a pesar de no aportar ningún documento que lo acreditara. Ésta procedió al cierre del local una vez se marcharon los clientes, siendo todos ellos plenamente identificados, y acto seguido se procede a su detención por un presunto delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes, siendo trasladada a dependencias policiales donde permanece a la espera de su puesta a disposición judicial.





Se el primero en comentar

Deja un comentario