Detenida una pareja como presuntos explotadores de plantaciones de marihuana a gran escala en Alhendín y Ogíjares

En tres registros domiciliarios practicados, la Policía intervino 566 plantas en avanzado estado de floración así como el utillaje necesario para su crecimiento

Marihuana_2
Plantas de marihuana intervenidas | Foto: Policía Nacional
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una pareja de 44 y 46 años de nacionalidad española como presuntos titulares de varias plantaciones a gran escala de marihuana, cuyo cultivo estaría destinado a su posterior venta y distribución ubicadas en tres viviendas de Alhendín y Ogíjares. Los policías han desmantelado las plantaciones, perfectamente acondicionadas para favorecer los cultivos y el crecimiento de las plantas, y se han incautado de un total de 566 plantas de cannabis sativa. A los detenidos se les acusa de delitos de tráfico de estupefacientes y defraudación de fluido eléctrico.

Investigaciones en relación con una pareja dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes

Agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Motril pusieron en marcha la investigación a finales del mes de noviembre del pasado año en relación con una pareja que se estaría dedicando al cultivo a gran escala de cannabis sativa. El desarrollo de las indagaciones policiales permitió establecer la existencia de diversos puntos de cultivo de marihuana en las localidades de Alhendín y Ogíjares, que estarían siendo gestionadas por estas mismas personas.

Uno de los puntos se ubicó en una vivienda situada en el centro de Alhendín, sobre la que los policías establecieron diferentes dispositivos de vigilancia y control que llevaron a la identificación de las personas que se estarían encargando del cuidado y explotación de la plantación. Estas personas, un varón y una mujer de origen español, no residían en el inmueble y aparentaban tener un alto nivel económico ya que acudían a verificar y controlar el estado de la supuesta plantación en diferentes vehículos, algunos de ellos de alta gama, cuya titularidad no parecía justificada con las actividades laborales que desarrollaban. Los agentes consideraron que el nivel económico que mostraban podría proceder de la dedicación de ambos al cultivo de marihuana en mayores proporciones.

Tres viviendas destinadas al cultivo de marihuana

Los seguimientos e indagaciones de los policías sobre la pareja permitieron vincular a la misma con otras dos viviendas más, una de ellas situada también en Alhendín y la otra en la localidad de Ogíjares, en las que también se evidenciaron los indicios acostumbrados en inmuebles dedicados a dicha actividad, como son la hermetización de todo o partes del inmueble, sistemas de aireación y extracción de aires, sistemas de iluminación automatizados y conexiones fraudulentas al suministro eléctrico para hacer viable dicha actividad, así como un persistente olor a marihuana procedente de los mismos.

Una vez obtenidas las evidencias necesarias, los agentes se personaron en las tres viviendas aludidas y practicaron una diligencia de entrada y registro cuyo resultado fue la localización de diversas estancias de cada una de las viviendas, todas ellas perfectamente acondicionadas para el cultivo de marihuana. Los agentes incautaron un total de 566 plantas de marihuana en avanzado estado de floración y detuvieron a la pareja como presuntos autores de delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, ya que las viviendas se encontraban conectadas ilegalmente a la red de suministro eléctrico.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial en Motril.





Se el primero en comentar

Deja un comentario