Detenida tras obtener más de 10.000 euros usando la tarjeta bancaria de una amiga sin su conocimiento

Fue el hijo de la víctima el que denunció que en la tarjeta de su madre, de 73 años, se habían realizado más de 30 movimientos por ese importe

ANDALUCÍA.-Granada.- Sucesos.- En libertad tras declarar ante el juez el presunto autor del incendio en un palmeral de Motril
Vehículo de la Policía Nacional | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a una mujer de 43 años sin antecedentes policiales anteriores a estos hechos a la que se le atribuye la presunta autoría de un delito de estafa a través de la realización de más de una treintena de operaciones utilizando una tarjeta bancaria cuya titular, una mujer de 73 años y con problemas de salud, la dejó en su domicilio y nunca llegó a utilizarla. Al parecer la detenida era una amiga de la familia con acceso al domicilio de la septuagenaria.

Las investigaciones se iniciaron cuando el hijo de la víctima realizó una denuncia en la que daba cuenta de que su madre, una señora de 73 años y con problemas de salud, era la titular de una tarjeta de crédito que recibió en el año 2018 y que guardó en su domicilio sin utilizarla en ninguna ocasión. El hijo de la señora se percató de que con dicha tarjeta se habían efectuado más de 30 movimientos por un importe superior a los 10.000 euros entre los meses de julio y noviembre del pasado año 2019, desconociendo quien podría haberlos realizado, cuando observó un cargo de 300 euros que su madre no podía haber efectuado.

Agentes del Grupo de Delincuencia Urbana de la Comisaría de Distrito Centro de Granada iniciaron las gestiones sobre el entorno más próximo de la víctima investigando a quienes tenían acceso a su domicilio durante los meses en que, según la denuncia, se utilizó fraudulentamente la tarjeta de crédito. Como resultado de estas gestiones comprobaron que a la señora la atendían tres mujeres quienes, por turnos, trabajaban en su domicilio. Al mismo tiempo solicitaron información a las empresas y entidades bancarias relacionadas con algunos de los movimientos bancarios realizados con la tarjeta. Una vez recibida la información ésta apuntaba sobre una mujer de 43 años que fue identificada y posteriormente pudieron constatar que se trataba de una amiga de la familia.

Una vez en dependencias policiales, la presunta autora del delito de estafa fue detenida y, tras realizar las diligencias policiales, puesta a disposición de la autoridad judicial.



Se el primero en comentar

Deja un comentario