Desarticulan una organización delictiva que transportaba hachís hasta la costa de Granada

La Guardia Civil ha realizado cinco registros en Almuñécar y La Herradura

2020-05-06_op.capnella_02
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria, en el marco de la operación “Capnella”, han desarticulado una organización delictiva dedicada al tráfico internacional de hachís que operaba en las provincias de Granada y Málaga.

Se ha detenido a 13 personas, entre los que se encuentra el cabecilla de la red. Asimismo, se han realizado cinco registros en las localidades granadinas de Almuñécar y La Herradura y un registro en la localidad malagueña de Nerja.

Los agentes han incautado 900 kilos de hachís y 6 embarcaciones, dos eran de recreo y en ellas habían construido dobles fondos para esconder la droga que transportaban. Además se han intervenido dos armas cortas; 19.375 euros;  9 automóviles (2 de los cuales utilizaban para transportar y botar las embarcaciones intervenidas); 2 motocicletas; 40 teléfonos móviles; 4 walkies talkies; 1 teléfono vía satélite, 4 prismáticos profesionales y 1 radar-sónar.

La investigación se inició en agosto de 2019 después de que se detectara la presencia de una organización delictiva que se dedicaba a introducir en España grandes cantidades de hachís procedentes de Marruecos y que operaba de forma permanente en las provincias de Granada y de Málaga.

Durante la fase de investigación los agentes constataron que esta red utilizaba embarcaciones de recreo con dobles fondos para transportar la droga. Estas embarcaciones llegaban hasta las mismas costas de Marruecos para cargar el hachís o recibían el transbordo de la droga en alta mar desde otras embarcaciones de más envergadura, y luego trasladaban la droga hasta las costas de Granada o de Málaga. Una vez en España almacenaban la droga hasta que era distribuida por toda Europa.

No obstante, esta organización no trabajaba sólo para sí misma, también prestaba el apoyo logístico necesario para que otros grupos delictivos pudieran hacerlo: desde botar las embarcaciones necesarias para el transporte, el almacén para la custodia, personal para los alijos y vehículos para el transporte; sin olvidar el control y la vigilancia de la Guardia Civil y de la Policía en tierra; así como la entrada y salida de las patrulleras de la Guardia Civil o Vigilancia Aduanera por mar.

La fase de explotación comenzó con la intervención de un alijo de 900 kilos de hachís en la playa de Sabinillas de Estepona (Málaga) durante la madrugada del día 21 del pasado mes de noviembre de 2019. Tras el alijo frustrado fueron detenidas 6 personas.

 

A partir de ese momento los investigadores han identificado a todos los integrantes de esta organización y han descubierto el papel que ocupaba cada uno de ellos dentro del entramado criminal.

 





Se el primero en comentar

Deja un comentario