Desarticulan una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína y marihuana en Granada

En la operación diecisiete personas han sido puestas a disposición judicial, entre ellas los dos cabecillas de la organización

marihuana
Marihuana incautada por la Guardia Civil | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil, en el marco de la operación Leiber, ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína y marihuana que operaba en las provincias de Granada, Murcia y Alicante.

En esta operación han sido detenidas catorce personas, e investigadas otras tres, de nacionalidades colombiana, ecuatoriana y española como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de droga y de un delito de pertenencia a organización criminal.

La Guardia Civil ha desmantelado además un laboratorio para el procesamiento y corte de cocaína, y seis centros de cultivo intensivo de cannabis sativa y elaboración de marihuana.

Durante la fase de explotación se han realizado 11 registros domiciliarios en Granada, Huétor Vega, Armilla y Las Gabias, y los investigadores se han incautado de 1 kilo de cocaína de gran pureza, de 300 gramos de sustancia de corte, de 1290 plantas de cannabis sativa, de 5 vehículos, de dinero en efectivo, de material informático, de 5 básculas de precisión y de 32 teléfonos móviles.

En esta operación la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada lleva trabajando desde el mes de septiembre de 2018, después de que se detectara un incremento en la venta de cocaína en varias localidades del Cinturón Metropolitano granadino.

La Guardia Civil averiguó que detrás de este incremento de cocaína en el mercado negro estaban dos hombres de nacionalidad colombiana con antecedentes policiales por este mismo delito.

La vigilancia a la que fueron sometidos estos dos individuos ha permitido a la Guardia Civil de Granada identificar al resto de los integrantes de esta red criminal y averiguar qué papel ocupaba cada uno de ellos dentro de la organización.

Los dos cabecillas eran una pareja colombiana que contaban con dos compatriotas que acudían regularmente a Madrid a comprar cocaína. La droga la transportaban en un turismo en el que había fabricado doble fondo muy elaborado.

Tras pasar por el laboratorio, en un domicilio de Huétor Vega, los cabecillas cortaban la droga y la distribuían a cuatro subgrupos cuyos integrantes ya se encargaban de venderla al menudeo en locales de ocio de Granada y de pueblos del Área Metropolitana granadina a consumidores habituales.

Los detenidos también vendían pequeñas cantidades de cocaína a otros camellos de Granada, Murcia y Alicante.

La fase de explotación comenzó el pasado día 15 de noviembre de 2019, cuando la Guardia Civil interceptó uno de los cargamentos de cocaína de esta organización en la A-44, a la altura del término municipal de Campotéjar y detuvo a un ciudadano colombiano. Los agentes localizaron un doble fondo con apertura electrónica en la guantera del vehículo y descubrieron bien oculto en el airbag del pasajero 1 kilo de cocaína de gran pureza.

Tras esta primera detención, a lo largo de los meses de noviembre y diciembre de 2019, la Guardia Civil detuvo a trece personas más que integraban esta organización criminal y, finalmente, entre enero y abril, han sido investigados los tres últimos integrantes.

Financiaban la cocaína con marihuana

La Guardia Civil ha descubierto que esta red criminal había habilitado seis centros de cultivo intensivo de cannabis sativa y producción de marihuana: dos en Granada y los otros cuatro en otras tantas viviendas que habían alquilado en las localidades de  Huétor Vega, Armilla y Las Gabias, y con el dinero obtenido tras la venta de la marihuana a otros narcotraficantes compraban la cocaína.

La operación ha sido dirigida por el juzgado de Instrucción número 4 de Granada, que ha ordenado el ingreso en prisión de los catorce detenidos.

 

 

 





Se el primero en comentar

Deja un comentario