Desarticulada un organización internacional de tráfico de marihuana

En la actuación, además, la Policía Nacional detuvo a un hombre con una orden de detención europea

Fotografía
Material incautado en la operación por Policía Nacional | Foto: Gabinete Policía Nacional
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Motril han desarticulado una organización criminal formada por ciudadanos polacos, situada en un cortijo de esta localidad que estaría dedicada al tráfico internacional de marihuana con la detención en Motril de un ciudadano de 34 años de origen polaco como presunto autor de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes y otro de tenencia ilícita de armas. Se han incautado más de siete kilogramos de marihuana, 66.000 euros en efectivo, ocho envasadoras al vacío, un subfusil ametrallador con silenciador, una pistola, munición, un vehículo y otros efectos relacionados con los delitos investigados que vienen a poner de manifiesto el importante volumen de distribución y envasado de droga que se estaría llevando a cabo.

Los hechos se iniciaron sobre las 13.00 horas del pasado día 24 cuando se recibió una llamada en el 091 procedente de una empresa de seguridad en la que informaban del salto de una alarma en una vivienda-cortijo ubicada en el término municipal de Motril.

Los agentes desplazados al lugar contactaron con el propietario de la vivienda quien les manifestó que la tenía alquilada a otra persona y que la alarma ya había saltado infructuosamente en otras ocasiones. No obstante el celo profesional les llevó a realizar las comprobaciones oportunas para confirmar el motivo de la alarma. La inspección del perímetro exterior de la vivienda produjo la localización, en el rellano de acceso a la planta superior, de diversas bolsas de rafia que desprendían un fuerte olor a marihuana y que, tras examinarlas, comprobaron que efectivamente albergaban diversas bolsas de dicho estupefaciente ya envasado al vacío.

Considerando que nadie respondía a los requerimientos de los agentes y puesto que se encontraban ante un delito flagrante, desconociendo si en el interior de la vivienda pudiera encontrarse alguna persona, franquearon la puerta y hallaron un gran número de bolsas de basura de grandes dimensiones que a su vez contenían una gran cantidad de bolsas termoselladas de marihuana  junto con un subfusil ametrallador con silenciador, una pistola y munición.

En ese momento advirtieron la aproximación y entrada en la finca de dos vehículos que, al detectar la presencia policial, cambiaron bruscamente de dirección y se dieron a la fuga, siendo localizado uno de ellos posteriormente y resultó figurar a nombre de un ciudadano polaco con una orden europea de detención y entrega (O.E.D.E.) por tráfico de estupefacientes en vigor.

Todos los indicios apuntaron a que el domicilio se constituía como centro de referencia de un grupo criminal para la compilación y posterior transporte y distribución de marihuana a gran escala.

Una vez ordenado un dispositivo de custodia y con los requerimientos legales necesarios se llevó a cabo un registro domiciliario y como resultado del mismo, así como del registro en el vehículo localizado se intervinieron más de 71.800 gramos de marihuana, 66.000 euros en efectivo, ocho envasadoras al vacío, un subfusil ametrallador con silenciador, una pistola, diversa munición, un vehículo y otros efectos relacionados con los delitos investigados. Efectos que indican el volumen de droga que, al parecer, manejaba la organización.

Las indagaciones realizadas ponen de relieve la existencia de un grupo criminal integrado por ciudadanos de origen polaco dedicado al tráfico internacional de marihuana, continuándose las pesquisas para la identificación y detención del resto de sus integrantes, mientras el detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial que ha decretado su ingreso en prisión.



Se el primero en comentar

Deja un comentario