Un desafío de altos vuelos para tocar la cima del cielo

El granadino Álvaro Valverde culmina el 'Everesting Challenge', consistente en simular una escalada al techo del mundo acumulando varias veces un mismo desnivel

captura
Álvaro Valverde, en plena 'ascensión' al pico más alto del mundo. | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El pasado domingo 26 de julio, el ‘cañonero’ Álvaro Valverde Chaves se enfrentaba a los 8.848 metros de la cima del pico más alto del mundo. Un reto nacido bajo el nombre de ‘Everesting Challenge’ y cuyo objetivo con en, durante una salida de bicicleta, emular una ascensión al Everest consiguiendo acumular un desnivel igual o superior al de este pico. Para esto, hay que subir y bajar una montaña todas las veces necesarias hasta conseguirlo sin superar las 24 horas. Además, el recorrido tiene que ser lineal, subir y bajar por la misma pendiente todo el tiempo para evitar. De este modo, cualquier alteración en el desnivel total. Por si fuera poco, en la última subida, una vez alcanzado el desnivel deseado, no vale darse la vuelta.

A las 4 de la mañana del domingo, Álvaro Chaves se echaba a la carretera para intentar superar este ‘challenge’. Valverde, de 24 años y con un Grado en Magisterio, forma parte del equipo granadino León Cycling Team. Consiguió escalar veinte veces los 6,7 kilómetros y los 455 metros de desnivel que existen entre el Dornajo y el Collado de las Sabinas, una carretera que asciende hasta Sierra Nevada.

A pesar de ser un desafío exigente, el protagonista sólo tuvo dudas en un momento. Fue cuando su tío, que se encontraba haciendo el reto con él, tuvo que abandonar. Sin embargo, Álvaro recordó su objetivo y siguió hacia delante. Y es que la decisión de afrontarlo surgió hace dos años con el fallecimiento de su hermano, cuando se prometió que, de alguna forma, llegaría “al punto más cercano al cielo” pero, como sus recursos no le permitían subir el Everest, decidió afrontar este reto para recaudar fondos contra el cáncer en su memoria.

Tan solo un mes más tarde del doloroso suceso se compró la bicicleta y emprendió un camino de esfuerzo para conseguir su propuesta. Así, la madrugada del domingo 26 al lunes 27, tras 16 horas y 20 subidas, en las pendientes de Sierra Nevada, Álvaro Chaves consiguió acumular 8.967 metros de desnivel total. El protagonista pudo, de este modo, sentirse cerca de su hermano y enorgullecerse de haber aportado su granito de arena para la investigación del cáncer. Su mensaje: “Animar a todos a que colaboren y, en la medida de lo posible, contribuyan para ponerle fin a esta enfermedad que se lleva a los seres queridos”.

“Es un gran mérito haber pasado 16 horas pedaleando en la bicicleta y un gesto con un origen muy emotivo”, afirmó Juanma Manuel Jiménez, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Lanjarón, que ha mostrado su apoyo a Álvaro Valverde y a todos los retos que tengan un fin tan importante como es la lucha contra el cáncer.

‘El cañonero’, como se le conoce, destacó que fue muy importante para él haber sentido tanto apoyo y haber estado acompañado en todo el recorrido. Afirma estar muy agradecido a todo el equipo ya que, asegura, sin ellos no hubiera sido posible. “Tanto el manager como mi entrenador estuvieron apoyándome en todo momento para que no me faltara nada. Y mi tío es el culpable de que yo ame este deporte desde pequeño”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario