Denuncian que la zona Norte sigue en “emergencia humanitaria” por los cortes de luz

El Defensor de la Ciudadanía ha recordado cómo está la situación en el distrito cuando se cumple un año del encierro que realizó con el párroco de La Paz en solidaridad con los vecinos

El Defensor de la Ciudadanía de Granada informa de los cortes de luz en la zona Norte y de las acciones puestas en marcha para paliar la situación
El Defensor de la Ciudadanía, el párroco de La Paz y vecinos de la zona Norte han denunciado la situación en el barrio por los cortes de luz | Foto: Antonio L. Juárez
María José RamírezMaría José Ramírez
0

Se cumple un año del encierro que llevaron a cabo el párroco de la Paz y Sagrada Familia, Mario Picazo, y del Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín, en la iglesia de San Francisco de la capital. Un encierro que se produjo en solidaridad con los vecinos afectados por los cortes de luz en la zona Norte y como protesta por “la falta de soluciones contundentes y efectivas a este gravísimo problema, que atenta contra los derechos humanos y la dignidad de muchos vecinos y familias del distrito Norte”. Desde entonces, la situación ha variado algo, “el encierro marcó un antes y un después”, según ha señalado Manuel Martín, pero en la zona Norte sigue habiendo “una situación de emergencia humanitaria gravísima” ya que hay zonas de La Paz que “están sin luz”.

El Defensor de la Ciudadanía, acompañado por el párroco y por algunos vecinos afectados, ha asegurado que el problema de los cortes de luz en la zona Norte es “el más grave que tiene Granada” porque es “un problema humanitario y urgente al que no se le da solución”. Manuel Martín ha pedido que “no se criminalice constantemente esta zona porque allí hay personas que pagan su luz y no tienen”. “Hay tres grupos: las personas que pagan luz y no tienen, las personas que no pueden pagar y un grupo más reducido de personas que hacen un uso ilícito de la luz. Queremos que todos tengan luz, las que pagan y las que no pueden pagar”, ha indicado.

Tanto el Defensor de la Ciudadanía como los vecinos han insistido en que no van a parar hasta que la situación se arregle, “reclamando a Endesa” y han pedido a las administraciones “una acción coordinada”. Manuel Martín ha comentado que desde la oficina del Defensor de la Ciudadanía se han iniciado los trámites “para pedir a la ONU que tome cartas en el asunto”. “Estoy intentando que un relator internacional de la ONU se desplace a la zona Norte y haga un informe especial de lo que allí está pasando. No se puede permitir que las personas estén sin luz”, ha manifestado.

“En plena pandemia, han estado todo el mes de abril sin luz y eso no se puede soportar. Allí hay dos virus: el coronavirus y el ‘sin luz virus’, por el abandono”, ha lamentado Manuel Martín. El párroco de La Paz ha añadido que esta situación afecta, especialmente, “a mucha gente mayor y madres con niños”, que se sienten “impotentes” porque “se cansan de reivindicar sus derechos”. Mario Picazo ha querido llamar la atención a Endesa y a las instituciones para que acometan “una intervención que solucione los problemas del barrio”.

Miguel, un vecino de la barriada de La Paz, ha contado que en su calle y otras colindantes sufren “todos los días tres o cuatro cortes, con una duración de tres horas mínimo y a los diez minutos la vuelven a cortar”. Este vecino afectado tiene anotadas las horas de las incidencias y la duración de los cortes y ha lamentado que paga todos sus recibos y Endesa le deja sin luz. “No cumple su contrato y no reconoce los cortes. Tengo esta carta en la que dice que no hay incidencia ninguna”, ha añadido. “Quiero dejar claro que Endesa nos tiene engañados a todos y a la clase política, con muchas promesas y pocos hechos”, ha denunciado.

Miguel, un vecino de la zona Norte afectado por los cortes de luz diarios | Foto: Antonio L Juárez

Otra vecina afectada, Francisca Molina, ha comentado que no es normal que todas las noches estén sin luz en el barrio y ya ha presentado varias reclamaciones a Endesa y ha lamentado que “no hace caso”. “La primera reclamación la presenté el 7 de enero de 2015 y no nos hacen caso. En invierno, a las 20:00 horas, ¿hay que estar acostados ya? No hay derecho a que estemos como estamos y no nos escucha nadie. Endesa ya no me coge las reclamaciones”, ha lamentado. También ha asegurado que se le averió el aparato del aire acondicionado por los cortes de luz, que puso la denuncia y que Endesa “no paga un duro”. “Estamos toda la noche sin luz, vienen diez minutos o un cuarto de hora, más no. Que meta mano quien tenga que hacerlo y que arreglen lo que haya que arreglan”, ha reclamado esta vecina.

Rosario García, otra vecina afectada por los cortes de luz, ha asegurado que el “único problema de la zona Norte es el olvido del Ayuntamiento y de las administraciones” y ha resaltado que no se van a cansar de reclamar sus derechos. “Tenemos que tener luz. Mi hija tuvo que estudiar Selectividad yéndose de mi casa, porque no tenía luz. Iba a la biblioteca, al centro, a la casa de una amiga… Estamos un año sin luz y nos dan una indemnización de dos euros. El olvido de las administraciones es increíble”, ha denunciado.

Este próximo viernes, el Defensor de la Ciudadanía está citado para la mesa de la zona Norte para tratar los cortes de luz, algo que considera “positivo”, pero ha resaltado que hace falta “una intervención más fuerte”. “Las instituciones tienen que tomar cartas en el asunto. De nada sirven las redadas si luego está todo igual. Hay que actuar integralmente. La situación en el barrio es producto del abandono y de la desidia institucional”, ha indicado.







Se el primero en comentar

Deja un comentario