Denuncian la “alarmante masificación” de la cárcel de Albolote y la falta de personal

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones vincula esta situación con las últimas agresiones registradas y las muertes como consecuencia del consumo de drogas

prision-292
En el Centro Penitenciario de Albolote viven 1.321 reclusos | Foto: Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) ha denunciado la “alarmante masificación” en la que viven los 1.321 reclusos del Centro Penitenciario de Albolote, en la provincia de Granada, y la “falta de personal” en este recinto que califican como el de “mayor población reclusa de todo el territorio nacional”.

El sindicato ha vinculado esta situación con las últimas agresiones registradas en la prisión y las muertes como consecuencia del consumo de drogas, después de que este pasado jueves se registrara un caso de sobredosis de un interno que, gracias a la “rápida actuación de los funcionarios y de los servicios médicos, ha salvado la vida”.

APFP recalca que la prisión de Albolote fue construida para albergar 1.008 presos, 300 internos más de los que debiera acoger y es el centro con más población reclusa de todo el territorio nacional según su estructura, llamados ‘Tipo’, de iguales características a la de Albolote.

Según recalcan, este incremento de los internos puede conllevar problemas como agresiones a trabajadores y recuerdan que el pasado 4 de julio un funcionario fue agredido con un palo mientras se producía una pelea entre internos.

Muchos internos no tienen vinculación con la ciudad de Granada y son de la provincia de Málaga, en la que hay dos centros penitenciarios, por lo que APFP ha solicitado a la dirección del centro su traslado para evitar su “desarraigo familiar y frenar la masificación”.

Mantienen que hasta el momento “no se ha hecho nada” para paliar la falta de personal y el exceso de población reclusa, por lo que reclaman el cese del director de la prisión, Jaime Hernández Alonso.



Se el primero en comentar

Deja un comentario