Denuncian que la dirección de Puleva está imponiendo “sanciones abusivas” a los representantes sindicales de CCOO

La representación sindical ha hecho pública la situación de los trabajadores de la empresa, que están sufriendo una "persecución sistemática"

El Ayuntamiento apuesta por Lactalis Puleva - Sara Castaño (8 de 8)
Instalaciones de la empresa Industrias Lácteas de Granada | Foto: Archivo
Gabinete
0

CCOO ha denunciado la “doble cara” de la empresa Industrias Lácteas de Granada, que públicamente reconoce “la responsabilidad y el trabajo” de sus empleados, mientras que internamente “ha incrementado de forma considerable la sistemática de sanciones para los mismos”.

Según ha expuesto el delegado sindical de CCOO, Sergio Sánchez, “este trato se da especialmente a los trabajadores que forman parte de la sección sindical de CCOO, con lo cual entendemos, que existe una presunta intención de coaccionar a la plantilla, de tal forma, que, si se puede tocar a su referente, que no ocurriría con aquellos que no tienen su garantía de protección”.

Sánchez ha puesto de manifiesto que “estamos tremendamente sorprendidos ante esta política sistemática de sanciones, que consideramos abusivas, en muchos casos sin causa justificada”. Además, ha resaltado que “a estas sanciones se suman advertencias, algunas de las cuales que ponen el foco en el presidente del Comité de Empresa”, una figura, a su juicio, “incómoda para la dirección”.

Desde CCOO han querido reiterar la labor sindical “tan exigente y encomiable” que se está llevando a cabo en Industrias Lácteas de Granada, donde el sindicato consideraba que las relaciones de colaboración y diálogo “eran positivas”. “Por este motivo, nos sentimos engañados”, ha continuado explicando Sánchez, quien ha reclamado a la empresa que considere esta postura de sanciones y amenazas, “que ha creado un clima de trabajo complicado y de temor para la plantilla”.

En este sentido, desde el sindicato también se ha querido exponer que, según los derechos fundamentales y el marco del derecho laboral, “todos los procesos de acusaciones abiertos deben contar con la adecuada documentación y pruebas que acrediten el mismo, sin que sean los trabajadores denunciados los que deban demostrar su inocencia, sino el acusador el que tiene que acreditar los problemas denunciados”.

Ante esta situación, desde CCOO se ha anunciado que se tomarán las medidas legales oportunas, “ante estas actitudes que consideramos inadmisibles”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario