Del cerrado por vacaciones a la desconexión digital

vacaciones
Un anuncio que avisa de que esta familia no va a estar por la labor de trabajar en algún tiempo | Foto: Youtube

A punto de adentrarnos en el mes de agosto, un mes tradicional de vacaciones para muchos, me viene a la memoria el habitual cartel que se podía leer en la mayoría de comercios fijado a la cancela o sobre la persiana del establecimiento que rezaba “cerrado por vacaciones”. Con el tiempo esos carteles han ido desapareciendo a la par que agosto ha ido dejando de ser considerado el mes de referencia para el descanso.

Mucho hemos cambiado y por muy diversas razones. Quizá la más importante de todas tenga que ver con el concepto de cliente que ha ido calando en la mayoría de sectores económicos. Entender que la empresa se debe al servicio del cliente es el paso en la dirección correcta. Y comprender que el cliente puede necesitarnos, -durante todo el año-, es vital para desterrar el cartel –sea real o imaginario- de cerrado por vacaciones.

De un tiempo a esta parte vengo observando que al escribir un correo por estas fechas, el destinatario me envía una respuesta automática con el aviso de que se encuentra de vacaciones. Es curioso ver como empezamos a implantar la llamada desconexión digital.

Sigo creyendo que la desconexión digital no dista mucho del cartel en la persiana provocando la misma sensación de frustración. Es cierto que todos tenemos derecho al descanso, empresarios, trabajadores, proveedores, clientes…, es más, es necesario, saludable y obligatorio para que podamos seguir adelante dándolo todo con fuerza, energía, ganas, y pasión por lo que hacemos, pero sin perder de vista que una persiana cerrada, en la era digital, es caldo de cultivo para nuestra competencia. Existen muchas fórmulas para satisfacer al cliente también durante las vacaciones.

En HispaColex llevamos cerca de 30 años sin cerrar en agosto. Y estamos orgullosos de ello, sobre todo cuando hemos atendido necesidades de clientes que no pueden esperar a ser resueltas y es entonces cuando la sensación de estar al lado del cliente los 365 días del año cobra más sentido que nunca. Siempre ha sido una prioridad para nosotros enlazar el derecho de nuestro equipo a disfrutar de unas merecidas vacaciones con la atención al cliente.

Y para poder lograrlo, en HispaColex realizamos un calendario de guardias que publicamos cada año a través de nuestra página web, redes sociales y en el boletín que enviamos a nuestros clientes. Gracias a este sistema se mantienen en activo todos los departamentos y áreas del bufete. Si bien, el mérito de que este sistema lleve tantos años dando resultados positivos no es sólo mío, sino de cuantos forman parte del equipo de HispaColex, a los que felicito por su implicación y por haber entendido la importancia que merece el cliente, también en verano.

En definitiva, es posible la conciliación de las vacaciones del personal -que no solo son “sagradas” sino muy necesarias- mediante el escalonamiento de las mismas, de tal forma que se usa la fuerza del equipo para no dejar sin atención al cliente en ningún momento.



Se el primero en comentar

Deja un comentario