“Debajo de las Costillas”, de la joven artista Carmen García Palomino, clausura su exposición con una grata acogida del público

La muestra 'Substandard Humanoid' y 'Pamela Lippman' ha clausurado con el apoyo de crítica y asistentes

IMG_4726
La muestra consta de trece pinturas sobre tabla, tres obras de fotomontaje y tres murales | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La exposición “Debajo de las Costillas” de la joven cañonera Carmen Mª Palomino, junto a Substandard Humanoid y Pamela Lippman, clausura con el apoyo del público, que ha tenido la oportunidad de disfrutar de las originales obras organizadas en trece pinturas sobre tabla, tres obras de fotomontaje y tres murales.

“Debajo de las Costillas” ha cosechado desde el 20 de julio numerosos elogios y complicidades. Carmen Mª Palomino ha destacado que “tenemos que trabajar para que se conozcan nuestras obras y esta ha sido una magnífica oportunidad de mostrar nuestro trabajos.”

El vicepresidente de la Mancomunidad, Raúl Ruiz ha asegurado que “apostar por el talento de los jóvenes es apostar por un futuro mejor, y esta exposición demuestra el potencial de artistas emergentes que difunden la cultura a través de su arte, e indudablemente están contribuyendo a construir una sociedad mejor”.

La muestra consta de trece pinturas sobre tabla, tres obras de fotomontaje y tres murales. Además en las escaleras de acceso a la sala de exposición se pueden observar diferentes obras sobre papel como las ilustraciones del relato El Soldadito de Plomo entre otras.

Las trece pinturas sobre tabla junto con las ilustraciones sobre papel pertenecen a la artista Carmen Mª Palomino, actualmente estudiante de Segundo de Bellas Artes en la Universidad de Granada e Ilustradora Colaboradora de la Editorial Infantil Babidi-Bú. Las pinturas son una mezcla de materiales diversos (acrílico, óleo, graffiti, etc.) aunque destaca el uso del óleo para el acabado en todas ellas. Por otra parte cada una de las obras cuenta una historia diferente con temas fantásticos o críticos, por eso no se trata de un modo de pintura convencional sino de ilustraciones a gran formato que oscilan en tamaño desde 50x70cm hasta 100x80cm. Destacan títulos como Con Pequeñas Cosas, que recrea la visión de un mendigo como símbolo de la esperanza; o Bailando con los Recuerdos, una pintura donde se observa un anciano real usuario de la residencia de mayores del municipio mientras baila con una joven que parece esfumarse como un fantasma entre sus manos en representación del alzheimer.

Zeph o Substandard Humanoid (nombre artístico) es el autor de las obras de fotomontaje y collage que hay en la exposición. Sus obras son fruto de una serie de recortes de folletos y revistas de baile de la escena suburbana de Londres. Con una estética muy cercana a este tipo de artes urbanas y coloridas (rap, hip-hop,…) lleva a cabo un arte en palabras del artista “art without bullshit” (arte sin mierda). Su trabajo carece de significado alguno, no se trata de obras que necesiten ser analizadas ni buscan que el espectador tenga que pensar las intenciones del artista, se trata simplemente del arte por el arte”. Aunque Substandard Humanoid carece de títulos universitarios o diplomas en el mundo artístico, se trata de un artista con una larga trayectoria desde los años noventa que nos demuestra que la creación artística tiene una importante parte de subjetividad en cuanto al autor y no depende tanto del estricto conocimiento de técnicas y materiales.

Finalmente, Pamela Lippmann es la artista encargada del Body Paint en la performance y la autora de pinturas de gran formato y murales de estética urbana. Muy cercana a las técnicas usadas con el graffiti, aunque sin trabajar este material por su toxicidad. La autora se declara muy respetuosa con el medio ambiente y por ello no usa materiales que puedan ser perjudiciales con el mismo. Una crítica de la situación actual respecto al cambio climático es su obra presente en la exposición Hell. Comenzó su carrera a principios de los años 90 trabajando con pintura de luz ultravioleta a raíz de un encargo. Esto la llevó a trabajar en el campo de la decoración de locales públicos, las instalaciones artísticas, la escultura y la performance bajo el nombre artístico de Fluoro Heaven y junto a su compañero Substandard Humanoid.



Se el primero en comentar

Deja un comentario