De túneles, anillos, teleféricos, circunvalaciones…

obras segunda circunvalacion granada
Obras de la segunda Circunvalación de Granada
Avatar for Ramón Ramos
0

Estamos de oferta: ya es primavera en unos grandes almacenes donde todas las estaciones adelantan su arribo y ya es campaña en la política nacional, municipal y europea. En realidad, al igual que en las tiendas todo el año son rebajas, en la política todo el año es campaña. Aunque hay periodos en que los efectos se acentúan.

Y este es uno de ellos: túneles, ascensores, teleféricos, circunvalaciones… Sorprende un poco, a estas alturas de 2019, que se estén rescatando proyectos arrumbados hace años en el fondo del armario, no se sabe si porque la crisis los hizo inviables o porque pasadas las campañas de entonces a nadie interesó desde los gobiernos llevarlos a la práctica ni desde la oposición demandar la ejecución de una promesa electoral.

El más claro, el del Cierre del Anillo de Circunvalación, el punto estrella de la campaña de 2007, aquella que enfrentó a los Torres, Hurtado y Vela. El Cierre del Anillo se mantuvo en el ‘top’ de los más escuchados en el ‘hit parade’ de la precampaña y campaña electoral. Uno miraba la oferta del PP y la comparaba con la del PSOE y… la verdad, las diferencias eran tan sutiles, tan nimias, tan… cómo decirlo: el espíritu de la obra era el mismo. El ciudadano, así, tenía derecho a pensar que dado que las dos candidaturas con mayores posibilidades de éxito coincidían en lo fundamental, inmediatamente después de las elecciones y pasados los efluvios de la campaña, ponerse de acuerdo sería cuestión de un cuarto de hora, todo lo más.

Evidentemente no fue así y como quiero pensar bien debo creer que el proyecto se arrumbó por el PP en el gobierno municipal porque inmediatamente también sonaron trompetas de crisis -aunque Zapatero lo negase-, la inversión pública se congeló, los grandes proyectos se olvidaron y toda la prioridad, a partir de aquel malhadado 2008, fue sobrevivir.

Ahora, el Cierre del Anillo, la obra que convertiría la Circunvalación en una verdadera ‘circunvalación’, es decir circular, que rodea, vuelve a encaramarse en el número uno de los ‘Cuarenta Electorales’. Doce años después, volvemos al Anillo. Conociendo los prolongados ‘tempus’ en que se suele desarrollar la iniciativa ‘granaína’, esa ‘circunvalación’ total va camino de concluir como la anterior, ese Camino de Ronda que los granadinos del momento rebautizaron como ‘Redonda’ porque redonda iba a ser. Ya vemos cómo ha quedado. Los granadinos de ahora asistimos a la obra de la Segunda Circunvalación sin haber terminado de discutir sobre la Primera. Atentos a 2040: es muy posible que hablemos de la Tercera y no tengamos ni el Anillo ni la Segunda.

Tengo para mí que el ‘ofertón’ del Anillo ha aparecido envuelto en un ‘pack’ que suele renacer en los momentos en que el PP alcanza sus auges electorales. Y, en concreto, en relación con la Alhambra. En estos días circula por las redes sociales todo un montaje que presenta la colina horadada por túneles, sobrevolada por teleféricos, asaltada por escaleras mecánicas y urbanizada por chalets de lujo. Vamos un asalto que en ni tiempos de la Toma…

No es descabellado el montaje, pero a alguno de los que alegremente lo cuela en ‘facebook’ y demás habría que recordarle que el proyecto de chalés de lujo colindantes con la Alhambra no fue del PP sino del PSOE y sus mejores tiempos. Sí, lo de los túneles, las escaleras, los ascensores… eso sí es cosa del PP. Y más que del PP, de la derecha granadina. Que presenta un ansia histórica por penetrar la colina que tiene mucho de freudiano. No podemos extendernos demasiado en este punto porque estamos en horario de protección infantil, pero esa ansia bien merecería un estudio psicoanalítico porque alguna componente de obsesión sexuada tiene…

Se el primero en comentar

Deja un comentario