Un curso escolar en Granada marcado por la pandemia

GranadaDigital ha visitado el IES Trevenque para conocer de forma cercana cómo se ha vivido este curso escolar envuelto por el Covid-19

Colegio San Isidoro en la vuelta al cole tras el estado de alarma por coronavirus
Medidas de seguridad para seguir el protocolo Covid en los centros educativos | Foto: Antonio L. Juárez
Juan Carlos Polo Villanueva
0

Este curso escolar 2020/21 ha finalizado marcado por la pandemia del Covid-19. Los centros educativos se han tenido que adaptar para poder seguir el protocolo Covid mediante el uso obligatorio de la mascarilla en todo momento, la separación de 1,5 metros en las aulas para poder mantener la distancia de seguridad, mantener las ventanas abiertas en pleno invierno para que las aulas se ventilaran, etc. La toma de temperatura y el lavado de manos con el gel hidroalcohólico no han impedido en algunos casos que hubiera contagios puesto que los asintomáticos apenas se detectan. El primer trimestre estuvo marcado por unos profesores que todavía estaban sin vacunar, ya que no fue hasta febrero cuando comenzaron a administrarse las primeras vacunas. GranadaDigital ha querido saber la experiencia de un centro educativo de la provincia, concretamente del IES Trevenque situado en La Zubia.

Fernando Soto, director del IES Trevenque en La Zubia, afirma que “ha habido instrucciones respecto al protocolo Covid desde el comienzo del curso en septiembre e incluso hasta octubre”. “Hemos tenido un coordinador Covid para poder tirar de este carro, aparte del propio equipo directivo del centro”, asegura.

Las sensaciones en el inicio del curso fueron de nervios por parte del profesorado, incertidumbre y miedo en algunos casos al ver que en otros centros se habían contagiado profesores e incluso había algún fallecido en España. Los alumnos no llegaron con tanto miedo. “En La Zubia se estaban permitiendo reuniones de seis personas cuando la segunda ola fue fortísima. En Bachillerato hemos llegado a tener grupos de 37 alumnos, por lo que se apostó por la semipresencialidad para poder seguir todas las medidas de seguridad”, indica Fernando Soto.

El director del IES Trevenque afirma que gracias al desdoble Covid proporcionado por la Delegación de Educación se contaba con profesores de refuerzo, así como más personal de limpieza del centro por lo que las aulas y los baños se desinfectaban con bastante frecuencia.

Respecto a las cifras de contagios en el instituto concreta que “de 65 profesores se han contagiado 15 y de los más de 700 alumnos se han contagiado 100”. Debido a los asintomáticos que se dan sobre todo en los niños han habido casos que no se han podido controlar. “Cuando se daba algún caso de alumno contagiado se seguía el protocolo: se llevaba al aula Covid, se avisaba a los padres, al centro de salud, se le realiza la PCR y se mantenía la cuarentena oportuna”, explica.

Un tema del que se ha hablado mucho durante este curso ha sido el de mantener las ventanas abiertas para que las aulas ventilaran. El director expresa que este tema se ha llevado con dificultad debido a que hacía mucho frío en las aulas y que los alumnos iban abrigados con gorros, guantes e incluso mantas.

Las clases en la asignatura de Educación Física también han sido muy diferentes durante este curso ya que los alumnos han tenido que usar mascarilla. El director asegura que “los alumnos han dejado de hacer deporte de forma considerable ya que no se les puede poner a correr centro con la mascarilla puesto que se asfixian”.

La semipresencialidad se ha notado bastante más en las asignaturas de idiomas. La profesora de Francés en el IES Trevenque, Gloria García, expresa que en las asignaturas de idiomas, como Francés o Inglés, los ejercicios orales que consisten en hablar el idioma se han llevado bastante mal porque a través de una pantalla no se podían realizar correctamente, por lo que el rendimiento se veía afectado en algunos casos. Además, dice que los profesores han tenido “que aprender en tiempo récord a saber usar las plataformas de enseñanza virtuales”.

“Al cabo de un mes de curso, ese miedo que se vivía al comienzo desaparecía debido a que los contagios no eran excesivos, y que la situación estaba, dentro de lo que cabía, controlada”, manifiesta la docente Gloria García. “Casi que se nos olvidó la situación respecto al miedo de caer enferma muy grave”, añade.

Con motivo de la finalización del curso, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, calificó este curso escolar atípico en Andalucía con un “sobresaliente alto”. Marín agradeció también a todo el personal docente, a los trabajadores de todos los centros educativos y a las delegaciones territoriales el “magnífico trabajo realizado”. No cabe duda de que este curso comenzaba con muchísima incertidumbre y miedo debido a que el Covid estaba, y está, muy presente en nuestro entorno. Sin embargo, con el paso de los meses la situación se ha sabido controlar muy bien y los contagios en los colegios han sido muy pocos. Con la pandemia, los docentes y alumnos han cambiado su forma de impartir y de recibir las clases, pero se han sabido adaptar a la nueva situación.







Se el primero en comentar

Deja un comentario