¿Cuándo se debe certificar una traducción?

La empresa Protranslate explica los supuestos legales en los que se debe realizar este trámite administrativo

traducción-certificada
Puedes solicitar los servicios de la empresa Protranslate para contar con un trabajo de excelencia | Foto: Protranslate
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Aunque las personas manejan día a día muchos documentos de carácter legal, ya sean de índole personal, financiera, académica o jurídica, entre otros, no en todas las circunstancias es necesario que los ciudadanos soliciten una traducción certificada.

Antes de requerir esta clase de servicios en específico es importante que la persona indague si el organismo o instituto en el que los presentarán exige como requisito que éstos cuenten con su debida certificación o que incluso estas traducciones deban ser de carácter notariado.

¿Cómo saber que hay que certificar una traducción?

Contactar al organismo o institución a la que se entregarán los documentos legales es quizás la forma más sencilla y eficaz de evitar contratar servicios de traducción que pueden tener un costo más elevado al tratarse de documentos certificados o notariados. Además, mediante la solicitud de los servicios de un traductor que no sea jurado podría realizarse un trabajo de traducción de calidad.

Sin embargo, a continuación se detallan algunas de las circunstancias en las que se debe realizar una traducción certificada o jurada, ya que ésta contará con la validez para poder presentarse ante cualquier organismo o institución del extranjero.

Para realizar trámites oficiales

Las traducciones certificadas suelen solicitarse cuando se vayan a hacer trámites oficiales que ameriten de uso de documentos como expedientes académicos, títulos universitarios, partidas de nacimientos, antecedentes penales, partidas de defunción, certificados de matrimonios o DNI, entre otros.

Al traducir documentos de inmigración

La documentación para inmigración suele ameritar de una traducción certificada, siendo necesario por lo general que éstas sean hechas por un intérprete jurado e, incluso, puede llegar a ameritar del uso de una Apostilla de la Haya. Los principales textos que requieren de esta clase de traducciones suelen ser los de carácter académico o laboral, en especial si se llevará a cabo algún proceso de convalidación de estos recaudos.

Antes de solicitar una traducción certificada, también es importante corroborar si únicamente basta con que estos documentos tengan la validez por parte de un traductor jurado o también ameritan de la firma de un notario. Puedes solicitar los servicios de la empresa Protranslate para contar con un trabajo de excelencia.

Para realizar la certificación de una traducción, el traductor jurado debe atestiguar que el contenido expuesto en este documento es fiel al original. Asimismo, este profesional debe encargarse de sellar cada página según este efecto, así como incluir junto al texto original un certificado en el que se verifiquen sus credenciales de traductor jurado, ya que ha sido quien realizó el trabajo de traducción.







Se el primero en comentar

Deja un comentario