CSIF Granada denuncia la privatización de las funciones del personal celador en el hospital Virgen de las Nieves

El sindicato critica "la irresponsabilidad de la dirección del complejo hospitalario al obligar a los conductores a trasladar a los pacientes dados de alta desde la planta a la ambulancia"

Hospital-Virgen-de-las-Nieves-Universitario-3
Fachada del Hospital Virgen de las Nieves | Foto: Archivo GD
Gabinete
0

CSIF Granada ha denunciado el intento de “privatización” de parte de las funciones que competen al colectivo de celadores del hospital general Virgen de las Nieves, en concreto, las referidas a la recogida y traslado de pacientes dados de alta desde las distintas plantas de hospitalización hasta el interior de la ambulancia con la única excusa de “agilizar” este proceso durante el periodo de alta frecuentación por la gripe.

Tal como explica el responsable de Sanidad de CSIF Granada, Victorino Girela, “la dirección gerencia del complejo hospitalario obliga a los conductores de ambulancia que pertenecen a una empresa externa a realizar esta función que es propia del personal estatutario categoría celador del SAS”. Además, añade Girela, “lo hace sin ningún tipo de criterio ya que en otros centros adscritos al complejo como Traumatología o Materno Infantil no se ha dado esta instrucción, ni tampoco en otros hospitales de la capital como el Campus de la Salud, y de forma irresponsable, ya que los conductores no tienen por qué tener formación en técnicas de movilización para trasladar a pacientes con ciertas características y se podría poner en riesgo su salud”.

El responsable sindical entiende que esta práctica “actúa en contra de la defensa de nuestra sanidad pública» y se pregunta «qué será lo siguiente, ¿tal vez la cocina o el servicio de mantenimiento?”. Por ello, exige que se refuerce la plantilla de celadores para atender mayor demanda durante la época de gripe exigiendo la nulidad inmediata de dicha orden y la restitución del procedimiento previo de alta hospitalaria, es decir, la comunicación de la misma a través del personal de información (Atención a la Ciudadanía) y el traslado hasta las puertas del centro por celadores, que es el personal cualificado para ello.

CSIF ya ha remitido un escrito para que la dirección del centro aclare qué está sucediendo, recordando que tal como recoge la legislación vigente y los convenios colectivos del personal afectado, “un trabajador externo no puede acceder a un recinto sanitario sin cumplir con los requisitos exigidos, regulados y recogidos en la normativa correspondiente en materia de seguridad y salud y sin haber sido informados los delegados sindicales de prevención de riesgos laborales ni el Comité de Seguridad y Salud del hospital”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario