Espectáculo circense arbitral en la derrota del Granada en Sevilla (2-1)

De Burgos Bengoetxea pone la puntilla a un Granada que se complicó su propia existencia con dos errores en defensa una vez más

Captura
El colegiado De Burgos Bengoetxea fue el protagonista del choque | Foto: Granada CF
Jero CameroJero Camero
0

Si el partido ante el Eibar fue la cara, el duelo ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán fue la cruz para el Granada. A los rojiblancos no les salió absolutamente nada, a lo que hay que sumarle que la actuación de De Burgos Bengoetxea, de nuevo, estuvo lejos de ser la de un árbitro de Primera División.

Pero no todo pasa por los momentos en los que el colegiado usó su silbato o no. En esta ocasión el cambio de dibujo propuesto por Diego Martínez no salió bien. La defensa de cinco jugadores, con Gonalons además por delante, cometió más errores que aciertos. Dos despistes, dos goles. El Granada volvía a las andadas una vez más.

Nehuén volvió a ser una de las piedras más débiles del muro rojiblanco y esta vez no estuvo Gonalons para ir a socorres. De hecho, el jugador francés fue le causante del primer tanto en contra al cometer un penalti sobre el Papu Gómez que se encargó de transformar Rakitic.

Hasta ese momento, el Granada estaba muy metido en el partido y se pudo adelantar en el marcador de no ser porque De Burgos Bengoetxea decidió dar comienzo a su show arbitral. El colegiado anuló un tanto a Antonio Puertas por una falta de Yangel Herrera en el momento de la asistencia. Un contacto en un salto de libre interpretación pero que complicaba el partido para los de Diego.

Aunque el Sevilla tampoco estaba haciendo demasiado, la pasividad del Granada le dio la ventaja para irse al descanso con tranquilidad. Diego Martínez trató de cambiar el rumbo del partido con la entrada de Quini y Machís, mientras que los sacrificados fueron Nehuén y Kenedy.

No le salió bien el cambio al gallego. Con Germán como único central puro, el Sevilla aprovechó un despiste de la zaga rojiblanca para duplicar su renta. El Papu le ganó la espalda a Fouqluier y le puso el balón en bandeja de plata a Ocampos para hacer el segundo tanto.

Sin embargo, y pese al cansancio que comenzaban a demostrar los jugadores, el Granada continuó con su incansable lucha. Pero una vez más esta se vio frenada por De Burgos Bengoetxea, que al igual que señaló falta de Yangel en el tanto anulado a los rojiblancos, decidió obviar una acción similar de Diego Carlos sobre Puertas dentro del área que hubiera supuesto un penalti a favor.

Quedaban aún quince minutos para el final del partido y el Granada ya no podía ni con sus botas. Ni siquiera la entrada de los hombres de refresco supuso un alivio para los que se quedaron en el campo que, además, tuvieron que ver cómo Carlos Neva volvía a caer lesionado y dejaba su lugar Jorge Molina.

Tampoco De Burgos vio la mano de Acuña dentro del área del Sevilla, pero en esta ocasión el VAR sí entró a corregir el error del trancilla y sus asistentes. Soldado fue el encargado de mantener viva la ilusión rojiblanca desde los once metros durante los cuatro minutos de añadido que decretó el colegiado.

Sin embargo, no fue suficiente para rascar un punto, sobre todo porque el propio De Burgos pitó en el minuto 93 en lugar de en el 94. Un nuevo partido que duró un solo minuto, en el que el Sevilla tuvo el 100% de la posesión y en el que el Granada se vio gravemente perjudicado al cortar el ‘momentum’ con el que llegaban tras el 2-1.

En definitiva, una jornada aciaga para un Granada que se complica mucho sus ya de por sí opciones de clasificación para Europa un año más. Con o sin De Burgos Bengoetxea, los rojiblancos estuvieron lejos de su mejor nivel y del partido planteado ante el Eibar. Queda seis jornadas para seguir disfrutando de este Granada, aunque esperemos que sean más

Ficha técnica:

Sevilla FC: Bono, Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña, Fernando, Rakitic, Papu Gómez, Ocampos, Suso y De Jong.

Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Nehuén, Neva, Gonalons, Yangel; Foulquier, Puertas, Kenedy y Luis Suárez.

Goles: 1-0, Rakitic (p. 16′); 2-0, Ocampos (53′); 2-1, Soldado (p. 90′).

Colegiado: De Burgos Bengoetxea. Amonestó a Acuña y Koundé en el Sevilla y a Kenedy, Puertas y Montoro en el Granada.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 32 de Liga, disputado en el Estadio Sánchez Pizjuán sin presencia de aficionados.







Se el primero en comentar

Deja un comentario