El Granada resucita el sueño europeo a costa del Eibar (4-1)

Los rojiblanco cuajan un partido sensacional y aún mantienen viva la lucha por regresar un año más las competiciones continentales

Granada CF - SD Eibar
El Granada goleó al Eibar | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

Si hay un equipo que sabe de pelear, luchar y soñar hasta el final. Son ya siete finales lo que le queda al Granada CF para seguir batallando por un nuevo puesto en competición europea, pero con la victoria de este jueves ante el Eibar ha sentado las bases de que sigue siendo posible por muy complicados que pinten los números.

Los rojiblancos no las tenían todas consigo desde la previa del choque. El Eibar siempre ha sido un hueso duro de roer para los granadinos, pero esta vez, con una semana de descanso, las fuerzas estaban del lado local. Aun así, el cuadro armero saltó al césped del Nuevo Los Cármenes con la intención de meter el miedo en el cuerpo desde los primeros compases.

El Granada, con un centro del campo más físico que en otras ocasiones y un 4-4-2 pensado para ayudar a los laterales, se plantó bien desde el comienzo. Los minutos iban pasando sin demasiado que contar en la noche granadina, unos cuantos intercambios de balones en largo y poco más… hasta que Puertas comenzó a recordar al jugador que deslumbró el año pasado.

El almeriense pronto se erigió como la principal amenaza en ataque con sus apariciones por sorpresa en segunda línea. Al poco de cumplirse los 20, se aprovechó del trabajo de Jorge Molina fijando a los centrales para dejar solo a Soldado. El ariete valenciano, veterano como su compañero en punta de ataque, definió desde la media luna del área para batir a Dmitrovic.

Ni siquiera el suspense en la concesión del gol, pues se revisó por un posible fuera de juego de Soldado, bajó las energías de los rojiblancos. Tampoco frenó el impulso granadinista las dos acciones de Bryan Gil, siempre activo por la banda, que solventó Rui Silva con solvencia. Todo lo contrario que le sucedió a Dmitrovic en el otro área.

Puertas puso el segundo tanto en la cuenta goleadora aprovechando el despeje de la zaga armera en un córner. El mediapunta almeriense se perfiló con la zurda y mandó el balón directo a la portería. El esférico hizo un extraño tras golpear en Atienza y despistó al guardameta del Eibar, que nada pudo hacer para evitar el tanto.

La primera parte terminaba con grandes sensaciones para el conjunto rojiblanco, pero cuadro vasco siempre es capaz de sacar energías renovadas, máxime cuando se está jugando su continuidad en Primera División un año más. No lo dudó Mendilibar, que tras el paso por los vestuarios introdujo modificaciones en su once inicial para intentar remontar el partido.

Los cambios le dieron otro aire al Eibar, que comenzó a presionar más arriba. Lo vio Diego Martínez y sacrificó el trabajo de Jorge Molina por la templanza de un Gonalons que en la previa parecía estar entre algodones. Pero el ingreso del francés no evitó que los armeros consiguieran plasmar su cambio de actitud con un gol para recortar distancias, tras una defensa un tanto blandita de Vallejo sobre Kike García.

Pero el Granada está acostumbrado a luchar a contracorriente y un partido que se podía terminar decidiendo a cara o cruz lo iba sentenciar Robert Kenedy. ‘Mr President’, que supuestamente al igual que Gonalons no estaba del todo recuperado de sus dolencias, tan solo necesitó diez minutos sobre el tapiz del Zaidín para terminar de mandar al Eibar por la espiral del descenso casi asegurado.

El extremo brasileño primero se pegó una cabalgada por la banda para ceder el cuero a un Roberto Soldado que seguía de dulce de cara a puerta y que tan solo tuvo que empujar el balón entre los tres palos. Cuatro minutos más tarde, Kenedy aprovechó una cesión de Cote a Dmitrovic que se quedó corta y marcó a placer el cuarto tanto rojiblanco.

Los últimos diez minutos fueron plácidos para los rojiblancos entre los cambios y un Eibar que ya había bajado los brazos. Tres puntos que ponen al Granada en la senda por una plaza europea cara, pero no inasequible. Tampoco se puede olvidar que el objetivo principal, el de la permanencia, está en las manos rojiblancas de forma cuasi matemática un año más.

Ficha técnica: 

Granada CF: Rui Silva; Foulquier, Germán, Vallejo (Nehuén, 80′), Quini; Puertas, Montoro (Víctor Díaz, 71′), Herrera, Machís (Kenedy, 71′); Molina (Gonalons, 50′) y Soldado (Neva, 80′).

SD Eibar: Dmitrovic; Oliveira, Sergio Álvarez (Cote, 60′), Arbilla; Pozo, Recio, Diop (Quique, 60′), Atienza, Rafa Soares (Pedro León, 46′); Kike García (Unai Arieta, 83′) y Bryan Gil (Rodrigues, 83′).

Goles: 1-0, Soldado (21′); 2-0, Soldado (37′); 2-1, Kike García (64′); 3-1, Soldado (77′); 4-1, Kenedy (81′).

Colegiado: Jaime Latre. Amonestó a Jorge Molina en el Granada y a Recio en el Eibar.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 31 de Liga disputado en el Nuevo Los Cármenes sin presencia de aficionados.







Se el primero en comentar

Deja un comentario