El Covirán sucumbe tras un último cuarto para el olvido (67-77)

Los rojinegros, que fueron por detrás en el marcador durante casi todo el encuentro, se quedaron sin fuelle en último periodo y no pudieron culminar la remontada

WhatsApp Image 2021-06-02 at 21.32.02
El Covirán se complicó el acceso a la final | Foto: Fermín Rodríguez
Jero Camero
0

Mucha tensión en el Palacio de los Deportes entre Covirán Granada y Leyma Coruña. Dos de los equipos más potentes que buscan el ascenso a ACB se veían las caras por primera vez en la semifinal del ‘play off’ en un duelo marcado por el físico, las transiciones rápidas y las defensas contundentes.

En este contexto, el físico más potente del conjunto gallego debía imponerse desde los primeros compases y lo hizo en la parcela de ataque. Un muy acertado Javi Vega abrió el primer parcial de la noche en favor del cuadro gallego, que llegó a vencer por diez puntos durante el primer periodo.

Pablo Pin se vio obligado a solicitar tiempo muerto para frenar la sangría que se estaba produciendo desde todas las facetas del juego. Murphy y Costa consiguieron equilibrar el marcador hacia el final de los primeros diez minutos con un mejor y más fluido juego de balón.

El choque se igualó mucho durante el segundo cuarto, con rachas buenas para ambos conjuntos. Dago Peña retomó para Coruña la labor que Vega había desarrollado con anterioridad y se enchufó desde de la línea de tres puntos. Leyma comenzó a diversificar su ofensiva y Covirán se vio de nuevo contra las cuerdas.

Las diez pérdidas que acumularon los pupilos de Pablo Pin denotaban los nervios en la circulación de balón. Algunos de estos descuidos se produjeron en las transiciones ofensivas, lo que sacó de quicio al técnico granadino. Tras un nuevo tiempo muerto a tres minutos del descanso, los rojinegros consiguieron ajustarse una vez más y dejar la ventaja en solo cuatro puntos.

No había tiempo para pensar demasiado. Aun así, el paso por los vestuarios le permitió a Pablo Pin terminar de ajustar distintos aspectos tanto en defensa como en ataque. Los rojinegros salieron mucho más centrados, liderados por un Thomas Bropleh que al fin consiguió sentirse cómodo en todos los aspectos y que duplicó sus puntos en tan solo ocho minutos.

La acumulación de faltas en ambos conjuntos comenzaba a ser un problema y quien terminó por explotar las constantes rotaciones fue Nwogbo, que aprovechó sus minutos en ausencia de McGhee. Consiguió el Covirán darle la vuelta al marcador, pero desaprovechó la oportunidad de cultivar una renta mayor debido a los tiros libres errados.

Los nervios en ambos conjuntos estaban a flor de piel, pero fue el Covirán el que lo pasó peor en el último periodo. Coruña sacó mucha ventaja durante los seis primeros minutos del cuarto, en los que gracias a las pérdidas y malas decisiones de tiro de los rojinegros consiguieron un parcial de 2-11.

A pesar de las arengas y enfados de Pablo Pin en la banda, sus pupilos se estrellaban una y otra vez contra el muro que era el quinteto titular de Leyma Coruña. Tuvieron que pasar más de siete minutos para que el Covirán volviera a ver el aro rival abierto con una suspensión de Lluís Costa.

No hubo forma de recortar la distancia. El físico de los rojinegros decayó de golpe y el cerebro tampoco acompañaba en las acciones clave. Dos pérdidas de Costa en un saque de banda denotaron que el equipo necesitaba un descanso. Se pone muy complicado el sueño del ascenso. El sábado el Covirán se lo juega a todo o nada en Coruña.


Ficha técnica:

Covirán Granada: Costa, Manu, Bropleh, Bortolussi, Fall -quinteto inicial-. Andriassi, Murphy, Germán, Bressan, Díaz, Iriarte y Fall.

Leyma Coruña: Monaghan, Peña, Vega, Matulionis, McGhee -quinteto inicial-. Bjornsson, Badmus, Maiza, Jakstas, Nwogbo y Belemene.

Parciales: 18-23, 16-15 -descanso-, 25-20, 5-19.

Colegiados: Ángel de Lucas, Víctor Mas y Jorge Baena.

Incidencias: Partido correspondiente al primer enfrentamiento de la semifinal del ‘play off’ de ascenso a ACB, disputado en el Palacio de los Deportes de Granada.







Se el primero en comentar

Deja un comentario