Todo o nada en Son Moix

El Covirán Granada se juega el pase a la final four del playoff de ascenso a la ACB esta noche, a las 21:30 horas, en su quinto encuentro frente al Iberojet Palma

Fundacion CB Granada - Iberojet Palma
Xabi Oroz y Álex Hernández tratan de recuperar el balón en el último partido entre Covirán Granada e Iberojet Palma | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz EspañaChema Ruiz España
0

Ya no hay margen de error. El Covirán Granada tiene ante sí la última oportunidad de colarse en la Final Four de la fase de ascenso a la ACB, un sueño que, de no ganar al Iberojet Palma esta noche (21:30 horas, Andalucía TV y LaLigaSportsTV), se desvanecerá por completo. El conjunto rojinegro se la juega en un todo o nada tras forzar el quinto encuentro en su serie frente a los baleares, que volverán a ejercer de anfitriones en el preludio de unas semifinales en las que ya espera el Melilla Baloncesto.

El cuadro dirigido por Pablo Pin, impulsados por la ilusión tras haber empatado la eliminatoria en su despedida del Palacio de los Deportes, se presentan nuevamente en Son Moix dispuestos a sellar su presencia en la fase final. “Espero verles en Bilbao porque pienso que lo podemos conseguir”, indicó el entrenador granadino en relación a su hinchada tras la victoria del pasado domingo.

Sus pupilos deberán, para ello, hacer frente a un segundo rival que, probablemente, sea más peligroso incluso que el conjunto de Félix Alonso. Después de cuatro compromisos en poco más de una semana, dos de ellos terminados en prórroga, la fatiga arrecia y acaba minando a los dos conjuntos, que ya se conocen a la perfección. “Veo al equipo muy fuerte mentalmente”, señaló Pin en este sentido, tras lo que advirtió que “tenemos que estar preparado para todo” y volvió a insistir en lo que ya casi se puede considerar el lema rojinegro: “¿Por qué no lo podemos conseguir?”.

NUEVA POLÉMICA

La respuesta se la daría encantado Joan Tomás Noguera, que ha tomado el relevo de su entrenador para calentar el encuentro al señalar en una entrevista al Diario de Mallorca que “lo que están haciendo con Fran Guerra -los jugadores del Covirán Granada- es una vergüenza”. El alero balear, además, no dudó en calificar los planteamientos rojinegros como “juego sucio”, pues considera que la fortaleza nazarí en defensa “es algo más que dureza”.

Polémica al margen, los de Félix Alonso buscarán hacer valer el recuperado factor cancha y sobreponerse, además de al citado cansancio, al golpe moral que les supuso el triunfo granadino en el cuarto duelo. El conjunto rojinegro se impuso con holgura -obtuvo la mayor renta en los cuatro duelos que ha disputado en playoff-, remontando una ventaja inicial de 15 puntos favorable al cuadro insular, que desperdició así la oportunidad de cerrar la serie.

Se espera una gran entrada en el Polideportivo de Son Moix, que albergará un duelo que, a priori, se antoja tan igualado como los que le han precedido en la fase de ascenso. En esta, el duelo particular continúa equilibrado, con dos victorias para cada equipo, una igualdad que se amplía a tres triunfos para cada uno si se tienen en cuenta los compromisos correspondientes a la Liga regular. Inevitablemente, el choque de hoy romperá la paridad, enviando a unos a Bilbao y cerrando la temporada de los derrotados.



Se el primero en comentar

Deja un comentario