El coronavirus restará 30.000 millones al beneficio de la banca europea

El impacto negativo será de 16.000 millones para las entidades de la zona euro, de los que aproximadamente 3.900 millones corresponderían a los bancos de España y Portugal

El Ibex 35 se desploma por la guerra del crudo y el coronavirus
Pantalla de la Bolsa de Madrid, el día en el que el Ibex 35 tuvo una caída del 7, 34% | Foto: Europa Press
Europa PressEuropa Press
0

Los bancos del Viejo Continente verán caer sus beneficios en unos 30.000 millones de euros entre 2020 y 2023, lo que supone alrededor de un 7% de las ganancias del sector, como consecuencia del impacto del brote del coronavirus, incluyendo un impacto negativo de 16.000 millones para las entidades de la zona euro, de los que aproximadamente 3.900 millones corresponderían a los bancos de España y Portugal.

“Incorporamos los pronósticos macro más recientes de nuestros economistas, reflejando en nuestras estimaciones un impacto más prolongado del brote de Covid-19 en Europa”, señalan los analistas del influyente banco de Wall Street.

En este sentido, Goldman Sachs considera que los principales factores responsables de esta peor evolución de los resultados de la banca europea serán el mayor riesgo de crédito y las peores perspectivas de ingresos, mientras que los costes se mantendrán prácticamente estables.

En concreto, Goldman Sachs prevé un impacto negativo en el beneficio de la banca europea de 10.400 millones de euros en 2020, que pasaría a ser de 7.900 millones en 2021 y de 6.000 millones en 2022, para reducirse hasta los 5.900 millones de euros un año después.

Asimismo, la entidad estadounidense anticipa un impacto negativo de unos 40.400 millones entre 2020 y 2023 en los ingresos del sector en Europa. En este sentido, en 2020 la cifra de negocio de la banca se vería reducida en unos 8.100 millones y en 10.900 millones un año después, con un impacto negativo de 10.500 millones en 2022 y de 10.900 millones en 2023.

En el caso de la banca de la zona euro, las previsiones de Goldman Sachs anticipan un impacto negativo de 16.000 millones de euros en el horizonte analizado, con una caída de 5.900 millones este año y de 3.700 millones en 2021, mientras que para 2022 y 2023 el beneficio bajaría en 3.200 millones cada año.

En cuanto a los ingresos del sector bancario de la eurozona, la cifra bajaría en unos 20.400 millones de euros, con un impacto negativo de 4.300 millones en 2020 y de 5.200 millones en 2021, que pasaría a ser de 5.400 millones un año después y de 5.500 millones en 2023.

Un impacto  de 3.900 millones en los bancos ibéricos

Por otro lado, Goldman Sachs calcula que la incorporación del impacto del coronavirus a sus previsiones reduce el beneficio estimado para los bancos de España y Portugal en unos 3.900 millones de euros entre 2020 y 2023, mientras que la cifra de negocio de las entidades ibéricas caería en unos 4.500 millones.

En 2020, el beneficio de los bancos de la Península se reduciría en 1.200 millones de euros y los ingresos caerían en unos 700 millones de euros, mientras que un año después el impacto sería de 900 y 1.200 millones, respectivamente.

En los dos últimos ejercicios del periodo, los ingresos de la banca de España y Portugal sufrirían un impacto negativo anual de 1.300 millones de euros y de 900 millones en el beneficio.



Se el primero en comentar

Deja un comentario