El coronavirus no frena a los estudiantes de la UGR que están de Erasmus

Los alumnos podrían seguir cobrando la beca gracias a la aplicación de "la cláusula de fuerza mayor" del convenio de subvención

f2639054
Estudiante Erasmus | Foto: Europa Press
Europa PressEuropa Press
0

La proporción de alumnos de la Universidad de Granada (UGR) que han renunciado oficialmente a sus becas Erasmus es muy baja, según los datos que ha ido recopilando la institución académica andaluza en sus diferentes centros y campus, con cuyos equipos directivos se está poniendo en contacto para facilitar las cuestiones administrativas relacionadas con el regreso de los estudiantes que, voluntariamente, decidan hacerlo.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la UGR, que han especificado que la gestión de los intercambios, así como las renuncias o retornos anticipados, se desarrolla de forma descentralizada desde las propias facultades.

En relación con los proyectos Erasmus+ en curso de instituciones de educación y formación españolas, el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (Sepie) indicó el pasado 4 de marzo, en una actualización de las zonas afectadas en Europa por la incidencia epidemiológica del Covid-19, que se consideraban “regiones de riesgo” exclusivamente aquellas que hayan sido declaradas como tales por las autoridades sanitarias, que hasta la fecha eran Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia-Romaña, en Italia.

En esos casos podría ser de aplicación “la cláusula de fuerza mayor” del convenio de subvención, y los alumnos cobrar parte de su beca pese a renunciar.

Como el resto de empresas e instituciones, la UGR está pidiendo a los miembros de la comunidad universitaria que se atengan a las restricciones de las autoridades españolas y de los países con los que se relacionan, y, “en general, estas recomendaciones se están observando”, tanto en lo relativo a la movilidad de estudiantes y personal, como en lo referente a actividades que implican el traslado nacional e internacional de miembros de la UGR a seminarios, congresos, o reuniones.

Tras la actualización de información de la Sepie, la UGR emitió un comunicado para los universitarios informando a su vez de que esta agencia nacional dependiente del Ministerio de Universidades, encargada de la gestión en España del programa Erasmus había autorizado esta consideración de “fuerza mayor”.

En el comunicado de la UGR, consultado por Europa Press, se ha especificado que esta consideración se podrá aplicar en el caso de estudiantes que regresen antes de la finalización prevista de la estancia “por indicación o recomendación de la universidad de destino por riesgo de contagio”, quienes han de “traer las indicaciones por escrito”, o de los que “hayan regresado por voluntad propia por la implantación de medidas restrictivas”, quienes “deben traer documento informativo oficial relativo a dichas medidas”.

Se podrá aplicar igualmente a aquellas estancias que no se hayan podido iniciar a causa de la implantación de medidas restrictivas por riesgo de contagio, entendiendo su no realización como renuncia en plazo, “sin penalización de ningún tipo”. En todos los casos es esencial que se solicite formalmente la reducción o renuncia siguiendo el procedimiento habitual establecido al efecto.

Además a su llegada a Granada, los estudiantes se han de poner en contacto con el Vicedecanato o Subdirección de Relaciones Internacionales de su centro para “tramitar la modificación correspondiente de su matrícula y gestionar el reconocimiento de los estudios realizados en destino”.

El comunicado indica que podrán recibir asesoramiento sobre posibles soluciones para asignaturas cursadas y sin evaluar en destino por la suspensión de la actividad académica.

Los decanos y directores de facultades y escuelas facilitarán en lo posible la reincorporación académica a sus respectivos centros de los estudiantes que acorten sus estancias de movilidad por este motivo, asegurando el reconocimiento del período de estudios realizado, y facilitando la evaluación que se haya podido quedar sin realizar, en cuestiones como la “vigilancia de exámenes a distancia y otras medidas parecidas, informando al estudiantado de esta posibilidad”.

Finalmente, la misma consideración de fuerza mayor se podrá aplicar a las movilidades de personal de docencia e investigación, y de administración y servicios que “se tengan que acortar por situaciones sobrevenidas en destino, previa presentación de documentación justificativa”. A título informativo, la UGR se remite en este comunicado al publicado anteriormente, el 26 de febrero, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias españolas al hilo de la crisis del coronavirus.



Se el primero en comentar

Deja un comentario