¿Cómo elegir el esquí correcto?

De dos palmos por encima de nuestra altura o por debajo de la misma, ¿cuál es el esquí más apropiado?

Esquís esquíes sierra nevada esquiar Cerogrados
Hoy en día todas las marcas cuentan con modelos que se adaptan mejor a unas condiciones y preferencias de formas de esquiar que otros | Foto: Cerogrados
GranadaDigital
0

Lo cierto es que desde la llegada de los esquíes carving ha habido un continuo avance tecnológico en el material con la finalidad de hacer más fácil la evolución de nivel a los esquiadores. Cada marca con su estrategia de venta basada en una propuesta de valor diferenciada, pero todas con un objetivo común: hacernos disfrutar del esquí al máximo posible con el mínimo esfuerzo.

Hoy en día todas las marcas cuentan con modelos que se adaptan mejor a unas condiciones y preferencias de formas de esquiar que otros. Así, a la hora de elegir un esquí, nos encontramos con diferentes gamas y tipos como polivalentes, esquíes de slalom (giro corto), esquíes de gigante (giro amplio), esquíes para fuera de pista, esquíes de freestyle, de freeride y un largo etcétera.

Todos estos nos llamarán la atención inicialmente por su diseño y sus colores, pero lo que nunca debemos olvidar es que esa elección debemos hacerla 'siempre' basada en nuestro nivel de esquí y nuestras preferencias a la hora de esquiar. Esto es lo que nos hará disfrutar más o menos de una jornada de esquí como esperamos.

Si lo que buscas es disfrutar de una jornada de esquí placentera, no elijas un esquí que supere tus posibilidades técnicas, eso hará que no puedas perder la atención ni un momento porque se traduciría en tragedia. Si por el contrario quieres poner a prueba tu forma física y saber hasta donde eres capaz de llegar, elige un esquí que te ofrezca la posibilidad de exprimirlo al límite. Eso sí, prepárate para algunos sobresaltos, el material de hoy en día hay auténticas fieras que en algún momento no sabrás como domarlas.

No olvides tener en cuenta también la altura del mismo. Un esquí corto si bien es más fácil de manejar es más reactivo y menos estable. Por el contrario, un esquí más largo es más estable y dócil de reacciones, pero si te distraes, tiende a correr más.

Pero lo más importante de todo este proceso de selección del material más apropiado es que, hagas la elección que hagas, busques siempre disfrutar al máximo de tu día de esquí.







Se el primero en comentar

Deja un comentario