Compromiso institucional para conectar Granada y el Puerto de Motril por tren

Así lo han detallado el alcalde de Granada, Luis Salvador, y el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes

Tren Granada-Motril
La infraestructura discurrirá por vías de ancho internacional, compatibles con la Alta Velocidad | Foto y vídeo: Ayuntamiento de Granada
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

El alcalde de Granada, Luis Salvador, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, José García Fuentes, han presentado este jueves en el Salón de Comisiones del Ayuntamiento de la capital el proyecto del futuro tren que conectará ésta con el Puerto de Motril.

Una infraestructura fundamental para la mejora de los flujos comunicativos y comerciales entre las dos ciudades más grandes de la provincia que, ahora, será también trasladada al resto de instituciones: Diputación, Junta, Gobierno central y cualquier otra que pueda hacer aportaciones al proyecto. Así se lo ha ofrecido el primer edil granadino al responsable portuario, al que ha conminado a liderar una reunión con otros líderes políticos que pueda llegar ‘a buen puerto’.

El alcalde ha explicado que el recorrido constaría de 24 infraestructuras entre túneles y viaductos, lo que supone que el 50% del trayecto discurrirá en túneles. Los trenes circularán por una línea de ancho internacional, con doble vía y a una “velocidad alta”. Los picos máximos de pendiente estarán en torno al 2%, un desnivel prácticamente igual que el de la Línea Málaga-Antequera, pero con la ventaja de que hay más distancia.

Sobre el coste de la obra, se ha hablado de unos 30 millones de euros por kilómetro -incluidas expropiaciones- y unos 1.600 en total. “Más barata, por ejemplo, que otras líneas como la Ourense-Pontevedra”, ha dicho García Fuentes.

El itinerario en sentido ascendente partiría de Motril en una estación que, tal y como ha explicado el presidente del Puerto no distará en demasía del núcleo urbano: “Estará más o menos a la misma distancia del centro que la actual estación de autobuses”. El objetivo, no perder de vista la funcionalidad para los pasajeros, pues la línea tiene una finalidad mixta de mercancías y venta comercial.

Posteriormente pasaría por la zona Norte del municipio y Torrenueva hasta discurrir en paralelo a la A-44 a la altura de Vélez de Benaudalla. De ahí hasta Ízbor y luego la capital. O no exactamente, pues el gran punto de debate será el emplazamiento del apeadero de Granada.

Respecto a esto último, lo único seguro es que no estará en la actual Estación de Andaluces, sino cerca de los límites de los términos municipales del Cinturón. Esta no es una cuestión baladí. Además de afectar directamente al Área de Urbanismo, que ha de aprobarla y modificar cuanto fuera necesario en caso de precisarse, requiere también que tenga la capacidad de generar intermodalidad con el Corredor Mediterráneo -que pasará por Granada y no por Motril- y el AVE.

El alcalde de Granada ha subrayado el carácter “potenciador” de la línea, al tiempo que ha recordado que este es un buen momento para tramitar su licitación y posterior ejecución porque se puede aprovechar que “hay fondos europeos”. Salvador ha calificado la futura conexión por tren entre Granada y Motril como “un proyecto de país, de comunidad autónoma, de provincia y de las dos ciudades”.

“Deuda con Granada”

“Hay una deuda con Granada, una deuda real. Solicitamos el AVE un año después que Málaga, pero a ellos les llegó en 2007 y a nosotros en 2019. Y así con muchas otras infraestructuras. Es el momento de solventar esa deuda”, ha ilustrado a modo de ejemplo el regidor granadino.

El presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes, ha destacado la “acogida cariñosa” del alcalde, quien -ha dicho- “ha manifestado un apoyo directo a esta infraestructura”.

García Fuentes ha recordado que se habla de ella “desde finales del siglo XIX”. “Es la hora de que el proyecto se materialice. Ha habido muchos problemas, sobre todo orográficos, pero encargamos un proyecto a la Universidad de Granada, que ha determinado que es viable y económicamente rentable desde el primer año de funcionamiento, y todo ello en el escenario más pesimista”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario