Condenado a tres años de cárcel el primer preso juzgado por multivideoconferencia

Tendrá que pagar también una indemnización de 13.140 euros a su víctima, que era su vecino en el municipio de Salobreña

Audiencia Granada primer juicio multivideoconferencia Andalucía - TSJA
La Audiencia de Granada acogió el primer juicio por multivideoconferencia celebrado en Andalucía | Foto: TSJA
Europa PressEuropa Press
0

La Audiencia de Granada ha condenado a tres años de prisión por un delito de lesiones al hombre que fue juzgado el pasado 24 de abril por multivideoconferencia por apuñalar a su vecino, en el que fue el primer juicio de estas características celebrado en Andalucía a raíz de la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus.

El acusado declaró desde la prisión de Albolote y pudo seguir desde allí todo el proceso del juicio, que incluyó videoconferencia con los juzgados de Motril para la declaración de varios testigos y peritos. Por su parte, todos los asistentes en la Sala estuvieron protegidos con mascarillas y guantes, incluyendo a los magistrados y abogados. También la víctima y su esposa, que declararon de forma presencial.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se considera probado que sobre las nueve de la mañana del 15 de enero de 2019 el acusado se encontró con su vecino cuando salía de su domicilio en Salobreña (Granada) y le recriminó una serie de ruidos que se produjeron la noche anterior.

Al oír las voces salió la mujer de la víctima, el acusado entró en su vivienda y salió segundos después con una navaja abierta en la mano con la que propinó al menos dos puñaladas a su vecino, al que le llegó a decir “te tengo que matar, gilipollas”.

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia, contra la cabe recurso ante el TSJA, absuelve al acusado del delito de homicidio en grado de tentativa del que estaba acusado, y por el que la Fiscalía pedía cinco años de cárcel, y le condena por un delito de lesiones con uso de arma y a indemnizar a la víctima con 13.140 euros.

La crisis sanitaria del coronavirus ha propiciado la suspensión de todas las vistas señaladas y de los actos procesales que impliquen comparecencia judicial, salvo los asuntos considerados urgentes. El criterio general ha sido aplazar para más adelante los juicios para evitar la propagación del virus, salvo algunas excepciones como las causas con presos, como sucedió en este caso.

Ya el pasado 16 de abril se intentó celebrar otro juicio con preso por videoconferencia en la Audiencia granadina, pero los fallos en los sistemas de comunicación y la complejidad de conectar con diferentes provincias lo impidieron, según detallaron a Europa Press fuentes judiciales. Finalmente, el esfuerzo desplegado por el funcionario de la Sección Primera permitió que en esta segunda ocasión todo el sistema “funcionara a la perfección”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario