Condenado a 17 años por asesinar a su sobrino de un tiro en la cabeza

El jurado lo había declarado por unanimidad culpable del delito, que se produjo en 2017 en el barrio de Cartuja

chancilleria tsja audiencia provincial
La Audiencia Provincial ha condenado a 17 años al acusado | Autor: Archivo GD
GranadaDigitalGranadaDigital
0

La Audiencia de Granada ha condenado a 17 años de prisión al hombre al que un jurado popular ha declarado culpable de asesinar en febrero de 2017 a su sobrino de un tiro en la cabeza en el barrio granadino de Cartuja, tras lo que se produjeron momentos de tensión en la zona con la quema de vehículos y otros hechos violentos que se saldaron con varias detenciones.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Primera de la Audiencia considera probado que el acusado, L.C.E. alias ‘El Chelines’, se dirigió a la calle Soto de Rojas donde estaba su sobrino, le colocó el arma en la cabeza y le disparó a bocajarro, provocándole la muerte. También ha sido condenado a indemnizar con 125.000 euros a la madre del fallecido.

Los hechos ocurrieron el 22 de febrero de 2017 en plena vía pública, a raíz de que la víctima, de 27 años, discutiera minutos antes con su tía y su prima, esposa e hija del acusado, que fue a pedirle explicaciones de lo ocurrido.

El acusado declaró en el juicio a principios de abril que no apuntó directamente a su sobrino sino que fue a pegarle con el arma y se le disparó accidentalmente. Explicó que el día de los hechos recibió varios mensajes de texto en los que se le decía que su mujer y su hija habían recibido una «paliza» de su sobrino político.

Así, «irritado», y sin ponerse en contacto antes con ellas, cogió un arma, se montó en el coche y fue a buscarle. Afirma que «no tenía intención de hacerle daño» pero que cuando fue a pedirle explicaciones se le abalanzó «como un loco». «Me tiré a pegarle con la pistola en el hombro y accidentalmente el arma se disparó», aseguró.

Ha sido condenado a 16 años de prisión por asesinato y a otro año más de cárcel por tenencia ilícita de armas. La sentencia, contra la que cabe recurso, también le prohíbe comunicarse y acercarse a los familiares de la víctima durante 22 años. La Fiscalía pedía para él 22 años de cárcel y la acusación particular, que ha ejercido la madre representada por el letrado Antonio Mazuecos, de Aránguez Abogados, elevó la petición a 27 años de cárcel. La defensa pidió 16 años de prisión.



Se el primero en comentar

Deja un comentario