Cómo puedes posicionarte online usando un sombrero blanco o negro

White Hat SEO y el Black Hat SEO son dos vertientes de posicionamiento opuestas

pexels-cottonbro-5081918-2
Imagen ilustrativa de una búsqueda en Internet | Foto: Belén Perea Marketing y Formación
GabineteGabinete
0

Como si de la noche y del día estuviéramos hablando, White Hat SEO y el Black Hat SEO son dos vertientes de posicionamiento opuestas. Con ello estamos hablando del posicionamiento orgánico según las reglas de Google o posicionamiento orgánico en contra de las reglas de Google. Hoy día y frente a la situación que nos encontramos es ya sabido que la presencia digital es de vital importancia, pero habría que valorar si la necesidad de aparecer en los primeros resultados de búsqueda es tan necesaria como para no ofrecer contenidos de calidad.

Pero, ¿quiere decir que el White Hat SEO no es aplicable a los demás buscadores? Para nada, y es que en este sector, por mucha competencia que haya entre buscadores, al final lo que esta bien hecho, sirve para todos. Tanto a Google, como BiNG, Yahoo…. les gustan las buenas prácticas y las que no lo son, son penalizadas como si tras una legislación propia de los buscadores se tratara.

Para llevar a cabo las buenas prácticas para que los buscadores nos tengan en cuenta y nos posicionen en los primeros resultados, el primer consejo es tener paciencia. Por el contrario, las personas que buscan un posicionamiento orgánico rápido sin tener en cuenta los resultados a largo plazo, al final “el sombrero negro” conseguirá que el motor de búsqueda te penalice inmediatamente, perdiendo todo el tiempo invertido.
A estas alturas del artículo ya sabrás quien es quien, “sombreo blanco” siempre se referirá a las buenas practicas y el “sombreo negro” a aquellas que cualquier buscador rechaza.

Está claro que si queremos ser amigos de cualquier buscador, hay que ponerse el sombrero blanco y tener buenas prácticas. A continuación, te recomiendo algunas de ellas:

1. Todo lo que contenga tu web debe ser original, y no te estoy diciendo que seas el más creativo. Si quieres posicionarte bien, tienes que tener en cuenta que el copiar, literalmente o parcialmente a tu competencia es altamente penalizable.

2. Acuérdate de que el cliente siempre tiene la razón, pocos relacionan la usabilidad (UX) con el SEO. Y es que, si hay algo que puede ser de vital importancia es la “experiencia de usuario”. No te empeñes en crear contenido o adaptar tu web a tus gustos o preferencias. Como no tengas en cuenta las de tu cliente, los buscadores se darán cuenta y acabarás posicionándote muy por debajo de lo deseado. Si una web no es adaptada a móvil, cuando las búsquedas en móvil aumentan diariamente, no pierdas el tiempo.

3. El contenido es el rey, ¿cuántas veces lo has escuchado o leído? Contenido relevante y original enfocado a tu cliente. Hoy día existen infinitas herramientas online gratuitas para investigar las tendencias de búsqueda en cualquier buscador.

4. Ojo con los enlaces externos. Si bien dicen que el SEO es la parte no pagada del posicionamiento, te mienten. El linkbuilding no es gratis, es efectivo y más barato que la publicidad en buscadores, pero hay que tener en cuenta que no todos los enlaces externos son buenos para nosotros. Si no son de calidad, huye de los enlaces tóxicos, al final acabarás penalizado.

Desde Belén Perea Marketing y Formación, te recomendamos que huyas de ponerte el sombrero negro. Es rápido y barato, pero a la larga hará que el coste pueda duplicarse en intentar subsanar las malas prácticas. El SEO es un proceso que requiere tiempo y constancia para obtener buenos resultados a largo plazo.







Se el primero en comentar

Deja un comentario