Comienza el juicio contra el promotor que no hizo unas viviendas por las que cobró casi 500.000 euros

La Fiscalía le acusa de un delito de apropiación indebida por el que pide que sea condenado a tres años y seis meses de prisión y al pago de una multa de 3.240 euros

Juzgados de Granada en Plaza Nueva
Edificio judicial de la Junta de Andalucía | Foto: Antonio L. Juárez
Europa PressEuropa Press
0

La Sección Segunda de la Audiencia de Granada celebra desde este lunes el juicio contra un promotor acusado de no construir la promoción de viviendas y garajes que había proyectado en la localidad de Ítrabo (Granada), por las que recibió a cuenta casi 500.000 euros de los compradores, que finalmente no recibieron las casas ni el dinero.

La Fiscalía le acusa de un delito de apropiación indebida por el que pide que sea condenado a tres años y seis meses de prisión y al pago de una multa de 3.240 euros, según consta en el escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press.

En la causa hay más de una quincena de compradores afectados, la inmensa mayoría extranjeros, que hasta enero de 2007 entregaron entre 10.500 y 56.000 euros como anticipo por estas viviendas proyectadas en la promoción ‘Pueblo Marinero’ de Ítrabo. El acusado no depositó estas cantidades en ninguna cuenta de garantía ni creó un aval que garantizase la devolución del dinero en caso de que se incumpliera el contrato, como exige la ley.

Aunque formalizó un contrato por 4,7 millones de euros con una empresa para la ejecución de las viviendas, en un momento dado dejó de pagar las certificaciones de obra, de forma que la promoción quedó sin terminar y sin entregar a los compradores.

La empresa quedó en situación de insolvencia y con numerosas deudas pendientes, teniendo como patrimonio esta promoción a medio hacer en Ítrabo y otra en Almería bajo el nombre de ‘Las Marinas de Garrucha’.

Con esta situación económica, otro empresario, el segundo acusado en esta causa, se hizo con la empresa, la cual descapitalizó vendiendo a otra entidad a su nombre la finca en la que estaba en construcción la promoción de Almería.

Esto dejó a la entidad sin posibilidad de responder a las deudas, perjudicando tanto a los compradores, que no recibieron las viviendas ni el dinero que anticiparon, como a la empresa que ejecutó parte de la obra y a las entidades bancarias que concedieron los préstamos.

La Fiscalía acusa al otro empresario de un delito de alzamiento de bienes por el que solicita otros tres años de prisión para él y 7.200 euros de multa. Ambos serán juzgados hasta el 15 de mayo en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada.



Se el primero en comentar

Deja un comentario