Los colegios rurales de la Alpujarra reivindican una educación de calidad ante Delegación

Las familias iniciaron una huelga el pasado día 17 de septiembre y desde entonces no acuden a las aulas los alumnos de Bérchules, Juviles, Alcútar, Trovizcón y Almegíjar

CONCENTRACION SINDICAL RECORTES EDUCACION COLEGIOS RURALES - Dani B
Momento de la manifestación ante Delegación | Foto y vídeo: Daniel Bayona
María GonzálezMaría González
0

Padres, alumnos y profesores se han manifestado a las 12 de la mañana en las puertas de la Delegación Provincial de Educación para reclamar una educación de calidad en los Colegios Públicos Rurales de la Alpujarra.

Al grito de «¡Con la educación no se juega!» y cortando uno de los carriles de la concéntrica Gran Vía, han denunciado la falta de profesorado, el incremento injustificado del número de alumnos por aula y la pérdida de varias unidades. Lo que afecta de pleno en la calidad de la educación de los alumnos de los Colegios Públicos de la Alpujarra e incrementa la despoblación rural.

Las familias iniciaron una huelga el pasado día 17 de septiembre y desde entonces no acuden a las aulas los alumnos de Bérchules, Juviles, Alcútar, Trovizcón y Almegíjar.

Los motivos de la huelga son, entre otros, los «ratios ilegales», pues «muchos colegios han perdido este año una o varias unidades, y hay agrupación de alumnado de distinto ciclo por encima del «límite legal». A ello suman la «falta de personal» y la «pérdida de calidad» educativa.

«Queremos que el consejero nos pida perdón a todos los padres por decir que tenemos a nuestros hijos como rehenes, esto es mentira, solo estamos luchando por una enseñanza de calidad» ha destacado uno de los padres afectados, ante las declaraciones de Javier Imbroda.

El consejero de Educación y Deporte pedía que no se usase a los niños como “rehenes de las reivindicaciones de sus padres» en unos centros donde, según ha dicho, se vive «la misma situación que el curso pasado» salvo en un colegio que se ha reducido una unidad por ausencia de niños, lo que ha obligado a concentrarlos en una por la normativa vigente y los padres piden el desdoblamiento.

Jesús Maetzu, el Defensor del Pueblo Andaluz, ha iniciado una investigación para conocer si está justificada la supuesta eliminación de líneas de los colegios públicos rurales de las localidades alpujarreñas de Torvizcón y Bérchules, con aulas en Alcútar y Juviles, donde los niños no están asistiendo a clase en señal de protesta.

Tal y como indicó Maetzu, en el caso de Bérchules, se ha perdido una unidad, por lo que solo quedan tres en este momento. Lo que ha supuesto agrupar a todos los alumnos de ciclo de Infantil con los de primero de Primaria, con clases de 13 alumnos en total. En otra unidad se atiende al alumnado de segundo hasta cuarto de Primaria, con 12 alumnos. Y la tercera con alumnos de quinto y sexto. Por otra parte, Juviles solo cuenta con unidad en la que se atienden 13 alumnos de seis niveles diferentes.



Se el primero en comentar

Deja un comentario