jueves, 16 de septiembre de 2021 13º / 27º
Granada Digital

Las claves de la nueva factura de la luz

A partir de este martes, usar los electrodomésticos a diferentes horas sí se verá reflejado en la nueva factura de la luz

bombilla-luz-electricidad
Bombilla | Fuente: archivo
Celia Pereira
0

Desde el 1 de junio de 2021 entra en vigor el nuevo modelo de la factura eléctrica para fomentar el consumo en momentos que la red esté menos congestionada. El ahorro energético, autoconsumo, eficiencia, y el despliegue del vehículo eléctrico es el fin de este nueva estructura de la factura eléctrica, aclara el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Todos los consumidores van a percibir ese cambio a través de la discriminación horaria en términos de potencia y energía, es decir, que según el horario de consumo el precio será distinto. El nuevo recibo de la luz deja atrás los seis modelos que tenía establecidos, y pasa a tener uno solo: 2.0TD.

Este nueva tarifa abarca a todos los usuarios dométiscos o pequeños negocios que tengan contratada una potencia inferior o igual a 15KW y que estén recogidos a la tarifa regulada (PVPC). La tarifa regulada PVPC (o Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) es un sistema para determinar el precio de la luz implantado por el Gobierno para todos los clientes del mercado eléctrico regulado.

Las horas más caras y baratas de consumo

Gráfico del consumo en tres periodos | Fuente: CNMC

La nueva tarifa establece tres tramos de precios con diferente horario.

  1. Punta. Es el periodo más caro: 10:00h – 14:00h y de 18:00h – 22:00h de lunes a viernes.
  2. Llano. Es el tramo intermedio: 8:00h – 10:00h, 14:00h – 18:00h y de 22:00h a 24:00h de lunes a viernes.
  3. Valle. Es el tramo más barato: 24:00h – 8:00h de lunes a viernes incluyendo los fines de semana y festivos.

Según la CNMC, la diferencia entre cargar el vehículo a cualquier hora del día o por la noche superaría los 300 euros al año, y no encender varios aparatos domésticos a la vez puede hacernos ahorrar entre 200 y 300 euros anuales. Realmente con estos cambios se busca que los usuarios aumenten el consumo de electrodomésticos en los periodos de menos demanda.

También destacan que la plancha es uno de los electrodomésticos que más potencia demanda y de los de los más fácil de desplazar. Así, señalan que planchar en periodo llano en lugar de en punta supondría un ahorro de 38 euros al año.

Dos potencias

Se pueden contratar diferentes potencias para el periodo punta y valle (el más caro y el más barato):

  • Potencia punta (más cara): de 8 de la mañana a 12 de la noche.
  • Potencia valle (más barata): de 12 de la noche a 8 de la mañana y todas las horas de los fines de semana y festivos.

El consumidor puede contratar la potencia que desee en cada uno de los horarios (punta y valle) siempre que se superen los 15 kW y solo la podrá cambiar cada doce meses. Para reducir la factura, es aconsejable trasladar una potencia más alta en el tramo horario más barato. Según la CNMC, se permitirán dos cambios de potencia gratuitos hasta el 31 de mayo de 2022, excepto en el caso que estos requieran el desplazamiento de un técnico. La potencia en cada periodo es, por defecto, la que se tiene contratada actualmente.

¿Qué tiene que hacer el consumidor?

El consumidor doméstico no tiene que elegir peaje ni cargo, sino que deberá ir adaptando sus potencias contratadas y sus pautas de consumo a los nuevos periodos horarios. Por defecto, su potencia en cada periodo es la que tiene contratada actualmente.







Se el primero en comentar

Deja un comentario