Cinco intervenciones por violencia de género en menos de 12 horas

Los presuntos agresores fueron detenidos y llevados a dependencias de la Policia Local de Granada

POLICIA LOCAL CORONAVIRUS CONTROL - Dani B-45
Agentes de la Policía Local de Granada. | Foto: Archivo
GabineteGabinete
0

El martes 28 de julio se recordará en las dependencias de la Policía Local de Granada como un día de infausto recuerdo en lo referente a la lucha contra la violencia de género. Los agentes del Cuerpo tuvieron que realizar un total de cinco intervenciones en menos de 12 horas, lo que una vez más pone de relieve que la lucha contra esta lacra está en el día a día y más cerca de lo que parece.

La primera de ellas tuvo lugar a las 19:00 horas del 27 de julio, cuando se recibió una llamada al 092 que informaba que en un domicilio de la calle Mirlo -en Los Pajaritos- una mujer se había refugiado en el piso de una vecina, ya que al parecer su pareja le había agredido momentos antes.

Desplazada una unidad al lugar, los agentes se encontraron con un varón de 39 años dando fuertes voces y con síntomas de embriaguez. La presunta víctima, de 22 años, se encontraba muy alterada y llorando y manifestó que tuvo que salir del domicilio a toda prisa ya que momentos antes había sido agredida por su marido tras una discusión por temas económicos, propinándole golpes en cara y cabeza y cogiéndola del cuello con ánimo de estrangularla.

Ante tales hechos, se procede a la detención del presunto agresor siendo trasladado a dependencias policiales. La víctima es acompañada a un centro sanitario para ser asistida de las lesiones sufridas.

Poco más tarde, sobre las 0:45 de la madrugada del día 28, se recibe una nueva llamada a la Sala del 092 informando que en un domicilio de la calle Rey Abú Said, cerca del barrio Fígares, había una fuerte discusión.

Personados en el lugar, se entrevistan con una joven de 21 años que les refiere que unos minutos había estado discutiendo con su pareja y este le había propinado un fuerte golpe en la cara que la había arrojado contra la pared, pudiendo los actuantes comprobar como efectivamente presentaba lesiones compatibles con un golpe en el labio.
El presunto agresor corrobora que habían discutido pero que únicamente le había empujado.

Ante los hechos relatados, y dado que en la vivienda los agentes pudieron ver un cuadro caído en el suelo posiblemente producido por el choque de la víctima contra la pared, proceden a la detención de L.E.M. de 25 años y lo trasladan a comisaría donde es puesto a disposición judicial. La víctima fue acompañada por otra dotación para ser atendida en centro hospitalario.

A las 5:30 horas, la Policía recibió una nueva llamada alertando que una persona se encuentra pidiendo auxilio, ya que su pareja le estaba agrediendo. Desplazados a la calle Bernarda Alba (en el Zaidín) a la mayor brevedad, se entrevistan con la víctima que les manifiesta que estaba acostada y que su pareja ha empezado a discutir con ella y sin motivo aparente le ha golpeado en distintas partes del cuerpo, mostrando a los agentes lesiones en la mejilla izquierda y en la pierna derecha.

Que el presunto agresor había huido del domicilio mostrando la víctima una foto de su pareja que momentos más tarde es localizado en el portal del edificio. Ante los hechos descritos y las lesiones que presenta la víctima, se procede a la detención de C.A.M. de 20 años de edad siendo trasladado a dependencias policiales.

El último requerimiento se produjo también en el Zaidín, concretamente en la Avenida Don Bosco y casi al mismo tiempo que la anterior, sobre las 5:20 horas. Fue entonces cuando se recibió otra llamada a la Sala de Coordinación de la Policía Local de Granada informando que en una vivienda de la calle Don Bosco se escuchaban gritos y golpes y una joven llorando.

Llegados al lugar indicado se encuentran en el domicilio a joven sin camiseta, muy alterado y con síntomas de haber consumido bebidas alcohólicas y detrás de él a una chica que gritaba que no le siguiera pegando.

La presunta víctima manifiesta que habían salido de copas y tras volver a casa han empezado a discutir y en un momento dado él comenzó a agredirla intentando ella defenderse. El presunto agresor corrobora la declaración de la chica indicando que la discusión se ha iniciado por motivos de celos.

Los agentes proceden a la detención de A.J.G de 25 años informando a la víctima de la necesidad de presentar denuncia en comisaría, negándose esta en un primer momento y manifestando posteriormente que lo haría al día siguiente.

La última se produjo en la calle Doctor Medina Olmos, en La Chana. A las 8:40 de la mañana, la unidad del Grupo de Mujer y Menor de la Policía Local de Granada se persona en el domicilio de una víctima de violencia de género a la que le ofrecen protección para entrevistarse con ella y valorar la evolución del riesgo dado que le consta actualmente una Orden de Protección que prohíbe a su agresor que se aproxime al domicilio o centro de trabajo de la víctima a menos de 100 metros, así como prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio.

Que una vez en contacto con la mujer en el portal del edificio, les manifiesta que su expareja, sobre el que pesa la orden de alejamiento, se encuentra en el interior de su domicilio al que había accedido de forma sorpresiva cuando ella abrió la puerta al esperar una visita.

Al parecer, y según les relata, ya había hecho lo propio la noche anterior, presentando cierta agresividad y con síntomas evidentes de embriaguez. Que la había insultado y propinado golpes en las paredes, huyendo del piso al percatarse de una llamada al teléfono de emergencias.

Que los agentes actuantes acceden al domicilio encontrando a un hombre de 30 años al que identifican, realizando las gestiones oportunas para comprobar la vigencia de la Orden de alejamiento. Una vez obtienen la confirmación, proceden a la detención de J.E.C.V de 30 años por un presunto delito de quebrantamiento de condena.





Se el primero en comentar

Deja un comentario