Cinco décadas de deporte, logros y superación de barreras de comunicación

La Agrupación de Personas Sordas de Granada cuenta con un equipo de fútbol sala, otro de fútbol once y un club de senderismo ahora, pero sus integrantes han participado en diversas modalidades deportivas en 50 años

Reportaje Asogra_-4
María J. RamírezMaría J. Ramírez
0

La sordera o pérdida auditiva no impide practicar deporte, lo único que provoca es una necesidad especial de comunicación ya que estas personas no pueden ser guiadas por el sonido. Muchas personas sordas amantes del deporte comienzan a practicar distintas modalidades deportivas desde niños, junto a personas oyentes, por lo que empiezan a superar las barreras de comunicación. En Granada, son 270 las personas que forman parte de la Agrupación de Personas Sordas de Granada y Provincia (Asogra) y muchas de ellas practican algún deporte o lo han hecho a lo largo de las cinco décadas que en esta organización se ha ido fomentando la práctica deportiva. A lo largo de esos 50 años, varios granadinos sordos han conseguido logros importantes a nivel andaluz y nacional en distintas disciplinas deportivas y, por ello, Asogra va a celebrar este especial aniversario como homenaje a todos ellos con una programación con diferentes eventos deportivos que se van a desarrollar en los próximos meses.

En la actualidad, un equipo de fútbol sala y otro de fútbol once de sordos, denominado Granada CF Sordos, compiten a nivel andaluz y nacional. Asogra también cuenta con el Club de Senderismo de Personas Sordas de Granada. Está compuesto por 37 personas, incluidas oyentes, y realizan rutas por la provincia, según detalla a GranadaDigital su presidente, Francisco Javier Ros. “El objetivo de practicar deporte es demostrar nuestras capacidades y que también podemos competir con otras comunidades, además de poner en valor la participación en el ámbito deportivo”, comenta Óscar Rodríguez, el presidente de la Comisión del 50 Aniversario del Deporte en Asogra.

Para recordar y destacar todos los logros que las personas sordas granadinas han conseguido en esas cinco décadas, Asogra tiene prevista una programación diversa con eventos deportivos como el Campeonato de España de Ajedrez, que se celebrará del 26 al 28 de abril. Granada acogerá también la Copa de España de Fútbol Sala, el 4 y 5 de mayo. En principio, está previsto que se celebre en Maracena y en ella participarán los ocho primeros equipos clasificados en el campeonato de España que se celebrará en Tarragona. En la última semana de septiembre, coincidiendo con el Día Mundial de las Personas Sordas, se desarrollarán unas Jornadas multideportivas para “visibilizar a las personas sordas ante la sociedad”. Como clausura del 50 aniversario, en noviembre, está previsto un Encuentro Nacional de Senderismo para personas sordas en Granada.

Además de todo eso, se rememorarán junto a los contrincantes, todos esos importantes partidos en los que los equipos granadinos de sordos salieron victoriosos, como cuando fueron campeones de fútbol contra el Málaga en 1983, campeones de fútbol sala a nivel andaluz o el primer partido de baloncesto femenino contra el Córdoba, en 1982. En 2007, también fueron campeones de pádel femenino en Andalucía y subcampeones a nivel nacional y eso también se recordará con la disputa del partido entre los mismos contendientes. Además, los principales hitos deportivos para el Club Deportivo de Sordos de Granada se mostrarán en una exposición en la Fundación CajaGranada, prevista para el próximo mes de octubre.

Algunos destacados deportistas sordos en la sede de Asogra | Foto: Daniel Bayona

Son muchos los deportistas granadinos sordos que han destacado durante las cinco décadas de práctica deportiva. En fútbol, el deporte rey, ha habido incluso jugadores de gran calidad que no han podido jugar en una categoría superior a la Tercera División por la normativa. “Dentro de la entidad, ha habido más de 40 socios que han formado parte de la Selección Española a lo largo de estos 50 años de historia del deporte en Asogra. Ha habido jugadores granadinos importantes y de calidad que eran sordos, como Enrique García Aranda, en los años 80, al que no le permitían jugar en Primera División. No podía pasar de Tercera División. También Manuel Bautista Funes destacó y nunca pudo jugar en una categoría superior”, lamenta Jorge Luis García, que fue el encargado de constituir el Club Deportivo de Sordos de Granada en 1998, aunque desde mucho antes el equipo comenzó a competir en Tercera División en la liga para oyentes.

Desde abril de 2017, el equipo se denomina Granada CF Sordos tras el acuerdo alcanzado entre el CDS Sordos de Granada y el Granada CF. Una acción que se incluyó dentro de la Fundación GCF 1931, cuya tarea fundamental es la de promocionar los valores del deporte y la integración social. Fue una iniciativa única en clubes profesionales de España. El Granada CF se comprometió a dar apoyo económico y prestar su marca y su camiseta a la entidad, que desde 1968 trabaja por la integración en la sociedad de las personas sordas, facilitándoles la posibilidad de practicar deporte.

En la actualidad hay varios jugadores granadinos sordos que destacan en fútbol 11 y también en fútbol sala, ya que son convocados por la selección española. Es el caso de Óscar Rodríguez, Fernando Villén, Ricardo Pastor y Francisco Miguel Cabello. Éste último juega en un equipo de oyentes, el Vandalia Peligros, en el que está totalmente integrado y es titular cada jornada. Todos tienen la mirada puesta en el Mundial de Fútbol para sordos que se disputará este verano en Grecia, al que les encantaría acudir para sumar una experiencia más a su trayectoria deportiva.

En fútbol sala destaca el granadino Óscar Rivas, que milita también en un equipo de oyentes, en el Churriana FS, en el que cumple su tercera temporada. Óscar Rivas se integra en el equipo sin necesidad de un intérprete ya que tiene un implante coclear que le permite escuchar las indicaciones de su entrenador. Rivas ha jugado anteriormente en el Sierra Nevada Cenes y en el Zaidín. Entre sus logros, resalta su participación en la Deaf Champions League de Londres en 2013, en la que fue campeón con el Huelva Sordos. También fue subcampeón de España y campeón de la Copa de Andalucía, en 2016, ya defendiendo los colores del Granada CF Sordos. A ello hay que añadir que fue campeón de la Eurocopa de fútbol sala para sordos con la Selección Española el pasado mes de diciembre de 2018, tras imponerse a Rusia por 3-1. Ese logro le ha valido para ser uno de los nominados al Premio al Mejor Deportista con Discapacidad en la XXVIII Gala del Deporte de Granada, que se celebrará el próximo 11 de abril. En noviembre es el Mundial de Fútbol Sala en Suiza y participar en él es el próximo objetivo del granadino Óscar Rivas.

Óscar Rivas fue campéon de Europa de Fútbol Sala para Sordos | Foto: Deportes Churriana

A partir de 2010, decayó la participación en deportes entre los granadinos sordos, pero se mantuvo el fútbol y el senderismo. “Influyeron las tecnologías. Antes éramos muchas más las personas sordas, pero ahora los jóvenes sordos son minoritarios y están integrados con los oyentes y eso afecta a la práctica deportiva”, ha indicado Jorge Luis García, quien ha apuntado también que la tecnología “hace que la comunidad sorda no tenga esa identidad fuerte” que tenía antaño. Lo mismo opina José Arrabal, un malagueño que lleva en Granada más de 30 años y al que siempre le ha encantado practicar deporte, sobre todo el balonmano. Arrabal asegura que las nuevas tecnologías “han mejorar la sociedad, pero no han fomentado la participación”. “Queremos atraer a la juventud sorda para que participe. Somos una minoría para poder competir. Queremos que las personas sordas se animen a practicar deporte para hacer un club deportivo fuerte”, señala.

Entre los deportistas granadinos sordos ha destacado también María Antonia Delgado Quesada, que participó en las Olimpiadas de sordos en Nueva Zelanda en 1989 en la modalidad de ping- pong en representación de España junto a Fátima López y Manuel Ruiz. Es una de las personas más activas dentro de Asogra para fomentar la práctica deportiva. Recuerda con entusiasmo aquella participación en las Olimpiadas de sordos de 1989, pero lamenta la derrota sufrida contra Japón. “Jugué contra una persona más mayor que yo, era muy joven y me confié de que le iba a ganar seguro y me ganó”, recuerda entre risas. Entre los logros deportivos de María Antonia Delgado destaca el campeonato de baloncesto femenino de 1982, en el que Granada venció a Zaragoza.

Lo logrado por la granadina Virginia Bravo Romero también es muy destacable y meritorio, pues fue campeona de Andalucía de taekwondo y subcampeona a nivel nacional en una competición para oyentes. Empezó a practicar este deporte hace unos seis años y, al principio, le resultaba “extraño”. “Mi prima me animó y me iba interpretando. Luego, acordé signos con el profesor y aprendí a practicarlo”, recuerda. Virginia es, a día de hoy, la única persona sorda de Granada que practica taekwondo. “Al principio sí tenía problemas, porque todos eran oyentes, pero luego establecimos unos códigos para saber las posturas y poder practicarlo sin problema”, apunta. Sin duda, un claro ejemplo de superación de las barreras de comunicación a las que se enfrentan las personas sordas.



Se el primero en comentar

Deja un comentario