Otros 1.600 parados incrementan las listas del SEPE en Granada durante febrero

El desempleo registrado en la provincia se sitúa en 105.958 personas, un aumento del 1,53% respecto al mes pasado y 22.808 más que hace un año

Oficinas-de-empleo-paro-inem-16-de-36-ArchivoGD
Varias personas hacen cola en una oficina de empleo en Granada capital | Foto: Archivo
GranadaDigitalGranadaDigital
1

El paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) ha sido de 105.958 personas en Granada, lo que supone un incremento en 1.600 respecto al mes pasado (1,53%), mientras que hay 22.808 personas inscritas en paro más que hace un año (83.150), cuando aumentó el desempleo en 471 personas. En el análisis por sectores, ha bajado el paro sólo en construcción (-222), mientras que ha subido en el resto: agricultura (900), servicios (518), el colectivo de personas que buscan su primer empleo (344) y en industria (60). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 35.818 contratos, 8.819 menos que en el mismo mes del año 2020 (44.637). Del total de contratos de febrero, 33.889 han sido temporales, un 94,61%. En cuanto al total de contratos acumulados de 2021 (74.628, 21.361 menos que en 2020, cuando había 95.989) se han formalizado sólo 3.407 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 4,57% del total.

El secretario general de UGT Granada, Juan Francisco Martín, ha asegurado que los datos de febrero no se pueden analizar “más que negativamente”. “Además de suponer un repunte del desempleo, muchos negocios permanecen cerrados y cada vez son más las familias trabajadoras granadinas afectadas por ERTE, por despidos o, simplemente, por una situación de incertidumbre laboral sin solución aparente a corto y medio plazo”, ha considerado.

Ante ese panorama, el representante de UGT Granada ha exigido a las administraciones públicas “un paso adelante en materia de protección social y de derechos sociolaborales, que deben plasmarse con la mayor celeridad posible, en la implementación efectiva de cuestiones como un incremento del salario mínimo interprofesional acorde a lo establecido en la Carta Social Europea y al llevado a cabo por gran parte de los países de la Unión Europea”.

Martín reitera además su petición de la derogación íntegra de las dos últimas reformas laborales, así como “una apuesta clara y contundente por la mejora de la formación y la empleabilidad, medidas específicas y consensuadas para acabar con las desigualdades laborales, que faciliten el acceso al mercado laboral de nuestros jóvenes y que acaben con el drama del paro de larga duración”.

Para el representante sindical, es el momento de avanzar en la agenda política pendiente para aplicar con contundencia medidas que recuperen los derechos laborales perdidos, para lo que las políticas activas de empleo, junto con los Servicios Públicos de Empleo deben jugar un papel protagonista en este sentido.

Andalucía supera el millón de parados

Por otro lado, en el conjunto de Andalucía ha superado la cifra del millón de parados, en concreto, 1.002.104, al sumar en las oficinas de los servicios públicos de empleo 14.418 desempleados más en el mes de febrero, lo que supone un incremento del 1,46 por ciento respecto al mes anterior, según los datos facilitados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social

En términos interanuales, el paro ha crecido en 195.340 personas en el segundo mes del año, lo que representa un incremento del 24,21 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

A nivel nacional, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 44.436 desempleados en febrero (+1,1%), su mayor alza en este mes desde el año 2013, cuando se incrementó en 59.444 personas.

Con este aumento del paro, el quinto consecutivo, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el segundo mes del año la cifra de 4.008.789 desempleados. No se superaban los 4 millones de parados desde abril de 2016.

Una tendencia parecida en el conjunto de España

El número de parados registrados en las oficinas del SEPE de toda España subió en 44.436 desempleados en febrero (+1,1%), su mayor alza en este mes desde el año 2013, cuando se incrementó en 59.444 personas, según datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, que ha atribuido este repunte del desempleo al “fuerte impacto” de la tercera ola de la pandemia y a las “severas restricciones” que se han impuesto para frenarla.

Con este aumento del paro, el quinto consecutivo, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el segundo mes del año la cifra de 4.008.789 desempleados. No se superaban los 4 millones de parados desde abril de 2016.

El dato de paro de febrero, al igual que ocurrió en los meses anteriores, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

En términos desestacionalizados, el paro registrado subió en febrero en 20.222 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un aumento de 762.742 personas, lo que supone un 23,5% más.

El paro aumentó en febrero en todos los sectores económicos menos en la construcción, donde bajó en 5.116 personas (-1,6%). El mayor aumento lo registraron los servicios, los más afectados por las restricciones, con 36.877 desempleados más (+1,3%).

En febrero se registraron 1.212.284 contratos, casi un 24% menos que en igual mes de 2020, de los que 132.431 fueron indefinidos, el 10,9% del total y un 25,7% menos que en febrero del año pasado.

Trabajo ha informado además de que el gasto en prestaciones alcanzó los 2.629 millones de euros en el mes de enero (último dato disponible), de los que 694 millones correspondieron a prestaciones para trabajadores en ERTE.

Juan Marín lamenta la cifra, “muy dura”

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha reconocido como “muy dura” la cifra de más de un millón de parados que se ha alcanzado este martes en la comunidad autónoma, y ha alertado de que “muchos” expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) “están acabando” en expedientes de regulación de empleo (ERE), y eso “se traduce en un mayor número de desempleados”.

En una entrevista en Canal Sur Radio, el vicepresidente se ha pronunciado así al hilo del dato de paro registrado en Andalucía correspondiente al pasado mes de febrero, que ha publicado este martes el Ministerio de Trabajo y Economía Social y que refleja que la región ha superado la cifra del millón de parados –en concreto, 1.002.104–, al sumar en las oficinas de los servicios públicos de empleo 14.418 desempleados más en el mes de febrero.

Marín ha explicado que “esta es una fecha en la que suele subir el desempleo en Andalucía provocado fundamentalmente por el sector agrícola”, ya que “acaban muchas faenas en el campo andaluz”, pero ha advertido de que “también hay que poner énfasis” en que “muchos ERTE están acabando en ERE, y eso se traduce en mayor número de desempleados”.

Al respecto, ha destacado que aún hay “más de 100.000 andaluces en ERTE, y esto nos tiene que preocupar a todos”, según ha agregado, al tiempo que ha lamentado que las consecuencias de la crisis del Covid-19 “especialmente en el sector servicios están siendo terribles”.

Ha reconocido que las restricciones que se acuerdan para limitar los contagios “también provocan estas cifras”, pero ha avisado de que la Junta preveía incluso que a final del pasado año 2020 se llegase a un 30% de paro en Andalucía, y “afortunadamente no ha sido así”.

No obstante, el vicepresidente de la Junta ha remarcado que el paro “sigue siendo el principal problema que tiene este país”, y ha concluido señalando que espera que “en los próximos meses” se pueda “salir de esta situación” y que la actividad económica ligada al turismo se pueda “reactivar en el verano” gracias al efecto de las vacunas frente a la Covid-19.

La CGE  ve “especialmente duro” el mes de febrero

Granada ha alcanzado en febrero la cifra de paro más alta de toda la crisis sanitaria. Febrero suele ser un mes malo para el empleo, pero el de 2021 ha sido “especialmente duro”, ha explicado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera. Además del aumento del paro –el mayor registrado en un mes de febrero desde 2016-, la Seguridad Social ha experimentado en Granada una caída de 1.699 afiliados (-0,51%), que reducen la cifra total de trabajadores en activo a 330.790.

Los datos laborales de febrero permiten hacer un balance del primer año de crisis sanitaria. Casi doce meses después de que se decretara el estado de alarma, la provincia ha experimentado un incremento del desempleo del 27,43%, sumando 22.808 desempleados. Esta extraordinaria escalada del paro ha hecho retroceder al mercado laboral granadino a los niveles de 2013, uno de los peores ejercicios de la anterior crisis económica.

“Nos encontramos en una situación crítica. Hace apenas un año difícilmente hubiéramos podido prever la dureza de esta crisis, su duración o sus efectos devastadores para la economía y las empresas”, ha asegurado la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera. “El desgaste que están sufriendo las empresas, que en los últimos meses han tenido que endeudarse o recurrir a su propio patrimonio para sobrevivir, es muy preocupante”, indica la secretaria general de la CGE, que alerta de que ese deterioro “está teniendo ya consecuencias muy graves para nuestro tejido empresarial y para la competitividad” de nuestra economía.

“Las empresas están haciendo todo lo posible por mantener la actividad y el empleo. Lo están haciendo desde el día uno de la crisis, y lo seguirán haciendo mientras puedan evitar el cierre. Pero mucho nos tememos que, mientras las administraciones no estén a la altura de ese esfuerzo, seguiremos sufriendo cierres empresariales y pérdida de puestos de trabajo”.

CCOO aboga por la formación y las ayudas

CCOO ha vuelto a mostrar su preocupación ante los nuevos datos del paro, ante la tendencia al alza de las personas que pierden su puesto de trabajo.

“Es un panorama desolador, además de la complicada situación que ha dejado la pandemia, que todavía estamos atravesando, a estas cifras se une el fin de campañas temporales y la nula recuperación económica de determinados sectores claves para la economía”, ha explicado el secretario general de CCOO Granada, Ricardo Flores.

Del análisis por sectores, se observa que la mayoría de las personas desempleadas en la provincia de Granada corresponden al sector de la Agricultura, que acumula una cifra total de 10.096 personas paradas, lo que supone más de 900 con respecto al mismo mes del pasado año. “Fecha que coincide con el fin de la campaña de la aceituna, y que se ha convertido en un nuevo agujero de desempleados”, ha comentado Flores.

El único sector que ha experimentado un repunte ha sido el de la Construcción, que ha arrojado cifras positivas, con más de 222 personas que han sido contratadas en este ámbito.

“Estos datos siguen demostrando que el sector laboral en la provincia continúa siendo muy precario, con el 94,6% de contrataciones temporales”, ha continuado explicando el responsable de CCOO, que además ha expuesto cómo “la economía granadina sigue sometida a los vaivenes del empleo estacional, especialmente el sector Servicios, con más de 518 desempleados nuevos, que impide a la población trabajadora poner en marcha proyectos de vida a medio y largo plazo”.

En este sentido, desde el sindicato también se ha apostado por un modelo productivo que deje de lado la precariedad y la estacionalidad, “que lo único que crea son trabajadores pobres, ya que es necesario invertir en sectores que generen mayor valor añadido y que creen más estabilidad, como es el caso de los sectores de la Industria y TIC”.

“De esta situación no podemos salir si no es a través del consenso de todos los representantes políticos, que deben dotar a la provincia de un plan económico, de empleo y social que consiga paliar las consecuencias de sus efectos en la sociedad”, ha rematado Ricardo Flores.

En este análisis, se sigue observando que por sexos, las mujeres continúan siendo las más afectadas. Las cifras arrojan más de 59.400 desempleadas, del total de personas en paro, lo que supone una feminización de la precariedad laboral “agravada por las complicadas situaciones de conciliación y teletrabajo de la pandemia”.

Para CCOO los procesos de ERTE han evitado el cierre de muchas empresas y el mantenimiento de los puestos de trabajo. Sin embargo, desde el sindicato, se considera que no es suficiente, “son necesarias otras medidas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la derogación de la reforma laboral y la derogación de la reforma de las pensiones de 2013”, ha asegurado Flores.







Comentarios

Un comentario en “Otros 1.600 parados incrementan las listas del SEPE en Granada durante febrero

  1. Avatar

    Eaaaa!! Vamos bien, pero que muy bien, sí!!

Deja un comentario