El Centro Federico García Lorca acoge desde este viernes una exposición del artista Abel Jaramillo

'Un sonido negro' se podrá visitar hasta el próximo 29 de octubre

Exposicion Abel Jaramillo Carlos Gijon 1
Exposición de Abel Jaramillo en el CFGL | Foto y vídeo: Carlos Gijón
GabineteGabinete
0

Esta mañana se ha inaugurado en el Centro Federico García Lorca una exposición individual del artista Abel Jaramillo, titulada Un sonido negro, que se va a poder visitar hasta el próximo 29 de octubre.

Se trata de una colaboración entre el Consorcio Centro Federico García Lorca y el FACBA (Festival de Artes Contemporáneas la Universidad de Bellas Artes de Granada) que tiene el propósito de apoyar a los artistas emergentes.

En la presentación a medios han participado, como representante de una de las instituciones que conforman el Consorcio y que actualmente ostenta la presidencia, Lucía Garrido Guardia (Concejal Delegada de Cultura del Ayuntamiento de Granada), por parte de la Universidad de Granada, Francisco José Sánchez Montalbán (Decano de la Facultad de Bellas Artes), Sara Navarro (Directora Gerente del Consorcio Centro Federico García Lorca) y el artista, Abel Jaramillo.

Durante la inauguración de la muestra, la concejala de Cultura, Lucía Garrido, ha agradecido al autor, Abel Jaramillo “su excelente propuesta” y ha asegurado que “hoy Granada está de enhorabuena; con esta muestra vuelve a evidenciarse la apuesta de la ciudad por la cultura, un compromiso y un empeño que no van a parar”.

La edil ha invitado al público a acercarse al Centro Lorca a “disfrutar de un viaje único por esos encuentros del poeta y ese duende granadino que acompaña a todos los artistas de esta tierra” y ha tenido palabras de agradecimiento tanto para creadores y productores “de todos los ámbitos culturales”, como para el público “que arropa las distintas iniciativas”, los medios de comunicación “que las apoyan y difunden”, los patrocinadores “que impulsan estos proyectos en tiempos tan difíciles” y todas las instituciones y personas de Granada “que hacen posible que esta agenda cultural continúe con toda su calidad y que nuestra ciudad camine con paso firme hacia el horizonte de la Capitalidad Europea de la Cultura 2031″.

Esta edición del FACBA 2020, que se presenta bajo el lema “El saber oscuro”, expone por diferentes espacios de la ciudad, 10 proyectos de investigación artística. El Centro Federico García Lorca, que forma parte de unos de estos 10 espacios, expone el trabajo de Abel Jaramillo “Un sonido negro”, hasta el próximo 29 de octubre. La exposición toma como punto de partida, entre otros referentes, la conferencia la Teoría y juego del duende de Federico García Lorca, por lo que tiene todo el sentido que sea este Centro el que acoja esta exposición.

Un sonido negro

En 1933, Federico García Lorca desarrolla en una conferencia titulada Juego y teoría del Duende una serie de ideas en torno a la teoría estética y los procesos de creación artística, una sucesión de elementos y referencias sobre su manera de entender el duende. En uno de estos ejemplos, habla del cantaor Manuel Torre, del que dice que, mientras escuchaba el Nocturno del Generalife de Falla, sentenció: «Todo lo que tiene sonidos negros tiene duende».

La exposición toma esa referencia del duende para abordar la memoria, el amor y la muerte a través de las vinculaciones entre la obra de Federico García Lorca y la producción escénica y cinematográfica de Celestino Coronado (Puebla de Sancho Pérez, Badajoz, 1944 – Londres, 2014), cineasta que mantuvo estrechas conexiones con la música, la literatura y el teatro en sus películas, la mayoría hoy, perdidas u olvidadas. Entre sus trabajos más destacados, se encuentra Duende. Poema fantástico para Federico García Lorca, un espectáculo desarrollado junto a la compañía del mítico actor y bailarín Lindsay Kemp, de la que Coronado era director asociado. Duende es un poema fantástico, una propuesta escénica en homenaje a Lorca que, lejos de ser un recorrido biográfico, explora de manera experimental la estética radical en su poesía a través de la mímica, la música y la potencia visual que caracteriza a la compañía de Kemp.

Duende. Poema fantástico para Federico García Lorca supone una de las obras más atormentadas de la Lindsay Kemp Company, una ensoñación simbólica del universo lorquiano donde la potencia del gesto y la palabra, unida a la música del compositor chileno Carlos Miranda (Chile, 1945 – El Valle, Granada, 2016) hacía relucir el imaginario del poeta. Tras su estreno en 1980 en Roma, el crítico Tomasso Chiaretti diría: «Duende es el homenaje más original y espectacular que jamás se haya presentado de García Lorca […] una tragedia más antigua, una tragedia de la que proceden Góngora y Goya». Una tragedia antigua, de raíces profundas, ese sonido negro atravesado por el duende, ese lugar de creación donde, diría Lorca: «Hay una barandilla de flores de salitre, donde se asoma un pueblo de contempladores de la muerte.»

A partir de esta idea del duende, Un sonido negro plantea maneras de hacer memoria a través de imágenes y relatos que parpadean en las sombras: la herencia, las raíces y los ecos del pasado que aún resuenan en el presente.

Abel Jaramillo

Abel Jaramillo, nacido en Badajoz en 1993, es Graduado en Bellas Artes por la Universidad de Castilla la Mancha y la Universida de de Lisboa (Portugal) y Máster en Arte Contemporáneo, Tecnológico y Performativo en la Universidad del País Vasco.

Desarrolla su trabajo a través de la búsqueda de estrategias que alteren o subviertan la lógica habitual de entender diferentes contextos. Se interesa por las grietas de la historia, los relatos en los márgenes, cómo se producen y construyen los discursos y las tensiones políticas que se proyectan en lo cotidiano.

Su práctica se centra en las fricciones y disensos que se producen al poner en diálogo sucesos, acciones e imágenes que revelan relaciones históricas, conflictos presentes y especulaciones futuras. Mediante procesos híbridos que incluyen vídeo, instalación, performance, escultura, texto y fotografía, investiga sobre la construcción de la historia desde abajo, la producción de discursos o la relación entre relatos, territorios, márgenes y periferias.







Se el primero en comentar

Deja un comentario