CCOO y UGT exige que se investigue el accidente mortal en la planta de residuos de Alhendín

Delegados sindicales protagonizan una concentración de protesta y guardan cinco minutos de silencio

DSC_0180
Los sindicalistas, concentrados en la Avenida Andalucía, que cortaron al tráfico | Autor: Gabinete
GabineteGabinete
0

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT han anunciado que denunciarán ante la Inspección de Trabajo y la Fiscalía la muerte por accidente de un trabajador de la planta de residuos sólidos de Alhendín, ocurrido a primera hora de ayer lunes. El fallecido, de 33 años, trabajaba para la subcontrata Type C.E. y resultó atropellado al intentar enganchar un vehículo que había quedado atascado por el barro, a un bulldozer. Durante esta maniobra el vehículo accidentado inició la marcha atrás resultando el atropello mortal del compañero.

El responsable de Acción Sindical del sindicato de Construcción y Servicios de CCOO Granada, José Carlos López, ha confirmado que se trata del tercer accidente mortal este año en la provincia de Granada. Se da la circunstancia, ha incidido López (CCOO) de que se han dado todos en el último mes, lo que evidencia que «estamos ante un preocupante repunte de la siniestralidad mortal«.

«Desde CCOO vamos a denunciar  para que inicie una investigación y determine si hubo algún tipo de negligencia en el siniestro», ha resaltado el representante de Acción Sindical de Construcción y Servicios, que ha recordado la importancia de la cultura preventiva en las empresas, de la formación en materia de salud laboral, de la que muchas veces carecen las pequeñas empresas y subcontratas. «La coordinación de las actividades preventivas entre la empresa entre la empresa principal y las subcontratas, es fundamental, tal y como recoge la Ley de Prevención de Riesgos Laborales», ha afirmado.

Por su parte, Francisco Ruiz Ruano, secretario de organización de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Granada, tras informar que se va a presentar la correspondiente denuncia ante la Inspección Provincial de Trabajo y la Fiscalía, ha señalado que tras las averiguaciones realizadas por técnicos en Prevención de Riesgos Laborales del Sindicato, no se tienen datos que acrediten si la empresa principal, FCC, había realizado la correspondiente evaluación de riesgos para este tipo de operaciones, tampoco se conoce si existía o no protocolo de actuación para realizar el remolcado de vehículos pesados, o los motivos por los que el estado de firme no era adecuado para el tránsito de vehículos pesados.

Además, según todos los indicios, cuando el trabajador estaba colocando la eslinga de sujeción, no existía ningún medio de comunicación (transmisores) o en su defecto una persona externa que dirigiese las operaciones entre los dos trabajadores. Asimismo, se considera que se hizo una utilización inadecuada de sistemas para el remolcado de vehículos pesados, debiendo haberse utilizado, a su juicio, una barra de remolque o una plataforma de arrastre.

El ugetista incide en que este accidente demuestra la peligrosidad que conllevan los trabajos con vehículos pesados, «donde las condiciones de seguridad son necesarias e imprescindibles», y ha concluido recordando que la precariedad y las malas condiciones laborales «son el pan de cada día en las contratas y subcontratas de las administraciones públicas», y que «cuanto más se subcontrata el servicio, más se diluye el cumplimiento de la normativa laboral».



Se el primero en comentar

Deja un comentario