Casi una treintena de personas reclamadas judicialmente han sido detenidas en mayo en Granada

El último ha sido un vecino de Vegas de Genil al que buscaba un juzgado de Cantabria por un delito de estafa

Guardia civil granada 05
Imagen de archivo de un control de la Guardia Civil
GabineteGabinete
0

Durante el pasado mes de junio la Guardia Civil detuvo a veintisiete personas en la provincia de Granada que estaban reclamadas judicialmente por diferentes delitos, o para que ingresaran directamente en prisión a cumplir condena.

Uno de los cometidos habituales de la Guardia Civil es el de detener a delincuentes y personas requisitoriadas, es decir a los “procesados rebeldes” sobre los que hay dictada una orden de búsqueda, localización y detención, ya sea para presentarlos ante la autoridad que los reclama, o para que ingresen en prisión.

Las detenciones de estas veintisiete personas en requisitoria se han realizado en: Almuñécar, donde fueron detenidos cuatro requisitoriados; Armilla, con otros cuatro detenidos; Huétor Tájar, con tres; La Zubia con tres; Alhama de Granada con dos; Loja con dos; Maracena; Atarfe; Torrenueva, Pinos Puente; Iznalloz; Otura; Albolote, Salobreña y Santa Fe.

De los veintisiete requisitoriados detenidos, once tenían que ingresar directamente en prisión a cumplir condena. El último requisitoriado detenido ha sido un vecino de Vegas del Genil, de 44 años con numerosos antecedentes policiales, que estaba en requisitoria por un juzgado de Castro Urdiales (Cantabria), que ordenaba su búsqueda y detención por un delito de estafa cometido en esa localidad.





Se el primero en comentar

Deja un comentario