La calle más alegre de Peligros durante la cuarentena

Los vecinos de la calle Andalucía juegan al Bingo, cantan y bailan para animar las tardes de confinamiento

FOTO-BINGO
Cartulina de bingo | Foto: GD
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

Estos días en los que, por responsabilidad, todos debemos permanecer en casa se están haciendo mucho más llevaderos en el municipio de Peligros, gracias a la simpatía y el ingenio de los vecinos de la calle Andalucía. Todas las tardes, los residentes de esa avenida salen a sus balcones y ventanas un par de horas antes de las 8 de la tarde -hora en la que toda España se une para aplaudir a los profesionales que siguen realizando su trabajo a pesar de la crisis sanitaria por la que estamos pasando- y llenan de vida esos 120 minutos con sus cánticos de ‘línea’ y ‘bingo’ que resuenan varias calles más arriba.

La iniciativa surgió de Laura Blanca, una vecina a la que el estado de alarma le pilló haciendo una visita de fin de semana a la casa de sus padres en esta localidad granadina. Aprovechó para hacer limpieza en su habitación de juventud y descubrió unos cartoncillos de un Bingo al que jugaba con su familia cuando era pequeña. Utilizó el momento en el que salía de casa a recoger el pan del panadero, que aún va todas las mañanas a las viviendas de este municipio, para repartir las cartulinas plastificadas en los buzones “y evitar así el contacto directo con mis vecinos, que muchos son personas mayores y no quiero que se puedan contagiar con el virus”, apunta esta joven.

“Usamos lentejas, garbanzos, piedrecitas… lo que cada uno tenga en sus casas para tachar los números y no estropear las tarjetas para que nos sigan sirviendo de una vez para otra. Un vecino pone un altavoz desde su casa con un programa que dicta aleatoriamente los números y no jugamos dinero para que no haya tampoco contacto con las monedas, así que aplaudimos y le dedicamos una canción a quien haya ganado”, explica Laura, ilusionada al ver a las personas que la han visto crecer tan emocionadas con esta idea, sobre todo, a los más mayores que, ahora más que nunca, no deben salir a la calle para estar lo más protegidos posible contra el Covid-19.

Y todo con la intención de divertirse y hacer convivencia entre ellos a pesar de la distancia que los separa. Ríen, bailan y esperan ansiosos a las 6 de la tarde con la esperanza de cantar un “bingo” que les haga ser también los protagonistas de los aplausos de ese día.





Se el primero en comentar

Deja un comentario