Caja Rural de Granada cierra 2019 con un beneficio de 36,2 millones

Destinará 3,5 a fomentar la investigación, la cultura, el deporte, el cooperativismo y a ayudar a colectivos necesitados

Granada.- Caja Rural obtuvo 36,2 millones de beneficios en 2019, un 9,6 por ciento más
Presentación de los resultados de Caja Rural de Granada durante el pasado ejercicio | Foto: Europa Press
GabineteGabinete
0

Caja Rural de Granada obtuvo unos beneficios de 36,2 millones de euros durante 2019, experimentando un crecimiento del 9,6 por ciento respecto al ejercicio anterior, y destinará 3,5 millones de euros a fomentar la investigación, la cultura, el deporte, el cooperativismo y a ayudar a colectivos necesitados.

Así lo ha indicado el presidente de Caja Rural Granada, Antonio León, y su director general, Jerónimo Luque, este martes, en una rueda de prensa, en que también han presentado los actos conmemorativos del 50 aniversario de la cooperativa de crédito, los cuales se desarrollarán durante todo el año 2020.

El director general ha explicado las principales cifras de un ejercicio que ha calificado de “muy satisfactorio”. Así, la cooperativa de crédito granadina alcanzó en 2019 un volumen de capital y reservas de 587 millones de euros, con una ratio de capital total del 19,21 por ciento, “muy por encima del legalmente exigido, siendo una de las entidades más solventes del sector”, según ha informado Caja Rural de Granada en una nota de prensa.

En cuanto a liquidez, también alcanzó una elevada Ratio de Cobertura de Liquidez (LCR), del 319 por ciento, sustentada en una magnífica estructura de Inversión sobre Depósitos del 86,7 por ciento.

Caja Rural Granada ha intensificado la financiación destinada a los hogares, al tejido empresarial y a las Administraciones Públicas, que se refleja en el aumento del volumen de su actividad crediticia en un 7,9 por ciento.

Este incremento se sustenta en una clara y prudente gestión del riesgo, que ha tenido su reflejo en la reducción de la cifra de activos dudosos, situando la ratio de morosidad en el 4,01 por ciento, inferior en 0,72 puntos al ejercicio precedente.

La entidad apuesta por la calidad del asesoramiento que ofrece a sus clientes y eso se refleja en que cada día son más los clientes particulares y empresas que la eligen para depositar y gestionar su ahorro. Esto que se traduce en un crecimiento de Recursos Gestionados, que han aumentado un 7,7 por ciento, cerrando el ejercicio con un saldo de 4.993 millones de euros.

Según Caja Rural, estos resultados son el reflejo de la labor de la plantilla de la entidad, que cuenta con 773 empleados, y a una amplia red de oficinas, 190 sucursales, repartidas en las provincias de Granada (150), Málaga (29), Almería (nueve), y Madrid y Murcia, con una cada una.

En cuanto a la Cuenta de Resultados registró un excelente comportamiento, los responsables de Caja Rural han destacado que el margen de intereses ha experimentado un incremento de cuatro millones de euros, cerrando en 90,1 millones de euros.

Hay que destacar la mayor vinculación de socios y clientes con la entidad, plasmada en “un sostenido aumento del número de productos fuera de balance, como fondos de inversión y seguros contratados, que permiten incrementar las ingresos en un siete por ciento”. Todo lo anterior explica que el margen bruto de la entidad cierre el ejercicio en 116,7 millones de euros.

La cooperativa de crédito ha seguido realizando “un significativo esfuerzo en la racionalización y control de costes”; lo que ha contribuido a “una excelente evolución” del Margen de Explotación permitiendo realizar saneamientos adicionales que nos sitúan en una posición cómoda ante cualquier contingencia.

De esta manera, el saneamiento neto total realizado en 2019 ascendió a 22,4 millones de euros y la ratio de cobertura de activos dudosos ha mejorado sensiblemente, pasando de un 57,9 por ciento en 2018 al 66,3 por ciento en 2019.

Como consecuencia de todo lo anterior, el resultado antes de impuestos fue de 41,1 millones de euros. Una vez deducido el gasto por el impuesto de sociedades, el resultado del ejercicio asciende a 36,2 millones de euros, frente a los 33,1 millones de euros registrados en el ejercicio precedente, lo que supone un incremento del 9,6 por ciento.

Perspectivas para 2020

Por otro lado, las perspectivas para el ejercicio 2020 son positivas, aunque en un entorno económico “menos dinámico que los ejercicios precedentes”. Caja Rural Granada tiene como objetivo ser “la entidad financiera de referencia en las provincias en las que desarrolla su actividad”.

En este sentido, destinará un presupuesto de 3,5 millones de euros a impulsar la investigación, innovación, el desarrollo de las empresas cooperativas, la cultura, el deporte, ayudar a personas y colectivos en riesgo de exclusión social, y otras acciones a través de Fundación Caja Rural Granada y Gabinete Técnico.



Se el primero en comentar

Deja un comentario