Caja Rural Granada cerró el 2020 con 27,2 millones de beneficios

La entidad destinará este año 3,8 millones de euros a su obra social

Caja Rural
Caja Rural Granada | Foto: Archivo
Europa PressEuropa Press
0

La Asamblea General Ordinaria de Caja Rural Granada celebrada este lunes ha aprobado por unanimidad todos los puntos del orden del día, entre los que se encuentra la cuenta de resultados del ejercicio 2020, en el que se obtuvieron unos beneficios después de impuestos de 27,2 millones de euros. De ese importe, 3,8 millones se destinarán a obra social a través de su Fundación y del Fondo de Educación y Promoción. Además la entidad ha incrementado notablemente la dotación al fondo de reservas y saneamientos para afrontar con fortaleza las consecuencias de la pandemia, según ha informado este lunes.

El presidente de la entidad, Antonio León, que ha presentado a la Asamblea los resultados de un ejercicio marcado por la Covid-19, ha destacado “la agilidad de la entidad y su capacidad de respuesta para poner a disposición de empresas y particulares medidas propias de apoyo como adelanto del abono de pensiones y prestaciones por desempleo, campañas de formación para el uso de cajeros y banca online, ampliación de pagos sin contacto, lanzamiento de un servicio de venta electrónica para la adaptación de los comercios, colaboración en plataformas formativas Covid para apoyo de la hostelería y la restauración, entre otros, además de las líneas de ayuda del Gobierno como préstamos ICO, moratorias de préstamos hipotecarios y personales”.

Desde Caja Rural Granada mantienen que su gestión se caracteriza por la prudencia, poniendo como ejemplo los más de 17 millones de euros destinados a incrementar sus reservas y 26,2 millones de euros a saneamientos, con los que la cooperativa de crédito se prepara para afrontar las dificultades que puedan sobrevenir los próximos años.

La entidad ha cerrado el ejercicio con un volumen de capital y reservas de 639 millones de euros, reforzando su ratio de solvencia hasta el 21,09%, cifra muy superior a la exigida por las autoridades monetarias y a la media del sector, lo que la convierte “en una de las entidades más solventes de España”.

La liquidez también registró un importante aumento; sus depósitos representan sobre los créditos el 125,8%. Estos resultados permiten consolidar la base de su modelo de negocio de cercanía con un incremento continuado del número de socios, alcanzando prácticamente los 109.000.

MENOS MOROSIDAD

La cooperativa de crédito cerró el pasado ejercicio con un volumen de activos totales próximo a los 7.000 millones, experimentando un crecimiento del 17%. Los préstamos a la clientela se incrementaron un 5,6% respecto al año anterior, situándose en 3.862 millones de euros. La entidad también continuó reduciendo su índice de morosidad, pasando del 4,01 al 3,41%, con una cobertura total superior al 71%.

Por otro lado, los recursos gestionados ascendieron a 5.592 millones de euros, con un incremento respecto al ejercicio anterior del 12%, aumentando así la cuota de mercado.

La entidad cerró 2020 con 766 empleados y 191 oficinas situadas en las provincias de Granada, Málaga, Almería, Madrid, así como en los municipios de Lorca y Jerez de la Frontera, con un incremento considerable de clientes vinculados, superando ya la cifra de 400.000.

Caja Rural Granada mantiene el compromiso de revertir parte de sus beneficios en el territorio donde está implantada a través de su Fundación y del Fondo de Educación y Promoción, mediante acciones dirigidas a ayudar a colectivos desfavorecidos, a fomentar la cultura, el deporte, la investigación y la protección del medio ambiente. A todos estos fines la entidad destinará durante este año 3,8 millones de euros, aprobados por la Asamblea.







Se el primero en comentar

Deja un comentario