Un brote de coronavirus en Játar mantiene confinados a 15 temporeros bolivianos

El alcalde, Francisco José Martín, asegura que está “totalmente controlado” y que al principio “la gente se asustó, pero ahora la situación es normal”

jatar
Imagen del municipio de Játar | Foto: Archivo GD
María José RamírezMaría José Ramírez
0

Uno de los ocho brotes de coronavirus activos en la provincia de Granada se ha producido en Játar, una población granadina de unos 700 habitantes en la que no se había dado ningún caso de Covid-19 desde que comenzó la pandemia. Desde la semana pasada, en Játar se encuentran confinados 15 temporeros bolivianos. El alcalde de este municipio, Francisco José Martín, ha confirmado a GranadaDigital que el brote está “totalmente controlado” y que la situación es “normal”. “En los primeros días sí hubo más alteración, la gente se asustó porque durante tres meses de confinamiento no hubo ningún caso, pero ahora ya hay normalidad y tenemos que vivir con él”, ha señalado.

El alcalde ha comentado que varios de los temporeros que se encuentran confinados “compartieron el vuelo de Bolivia a Madrid con una persona contagiada de Covid-19” y que sus familiares y convivientes, que se encuentran también confinados, “han dado negativo en las pruebas, pero tienen que estar confinados durante diez días por protocolo”.

El Ayuntamiento de Játar ha vuelto a retomar las tareas de desinfección en el municipio desde que saltó el brote. “Desinfectamos las calles y plazas todos los días, especialmente por la noche, que es más efectivo”, ha explicado. Además, atiende a las familias que se encuentran confinadas “igual que se hizo con las personas mayores durante la cuarentena”. “Le llevamos la comida que piden en los supermercados, la compra de medicamentos y de todo lo que necesitan para que no salgan”, ha indicado.

Los temporeros confinados se volverán a someter a las pruebas del Covid-19 el próximo viernes, según ha confirmado el alcalde de Játar, y si dan negativo, volverán “a trabajar con normalidad”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario