Los Bomberos asesoran a las residencias con un protocolo de medidas para evitar contagios

El pasado 31 de marzo comenzaron a visitar, de forma voluntaria, estos espacios para realizar labores de desinfección

Bomberos 2
Uno de los nuevos vehículos de los Bomberos de Granada | Foto: GD
GabineteGabinete
0

El Cuerpo de Bomberos de Granada asesora a las residencias de mayores y centros asistenciales con un protocolo de medidas organizativas e higiénico-preventivas para mejorar las condiciones de seguridad y aplicar un control interno que evite contagios, un asesoramiento que complementa a las labores de desinfección que estos profesionales vienen desempeñando desde el pasado 31 de marzo y que hasta el momento han abarcado un total de 12 centros de la capital y área metropolitana.

El concejal de Protección Ciudadana, César Díaz, ha agradecido “la iniciativa altruista y desinteresada de los profesionales y su vocación de servicio público”; ha recordado que las tareas “están coordinadas con la Jefatura del Servicio y resto de instituciones dentro del principio de mando único establecido por el estado de Alarma” y ha incidido en “la elevada profesionalidad de los equipos de trabajo integrados por 6 miembros, dos de los cuales son especialistas en riesgos químicos, biológicos y radiológicos”.

Asimismo, Díaz ha recordado que las tareas de desinfección “están coordinadas con la Jefatura del Servicio y resto de instituciones, dentro del principio de mando único establecido por el estado de Alarma” y ha incidido en “la elevada profesionalidad de los equipos de trabajo integrados por 6 miembros, dos de los cuales son especialistas en riesgos químicos, biológicos y radiológicos”.

El protocolo de intervención establecido comprende varias fases, que abarcan desde la visita previa al centro para coordinar con sus direcciones y trabajadores la manera de llevar a cabo los operativos, hasta el análisis de la situación que atraviesa la residencia, así como las estrategias a seguir de manera que se interfiera en la menor medida posible a los residentes; las condiciones de seguridad; los puntos críticos que pueden originar focos de contagio o las zonas de especial consideración del centro, entre otras cuestiones.

En cuanto a los recursos, se cuenta con un vehículo de mando, un vehículo de carga y transporte de personal y un vehículo bomba ligero, además de equipos pulverizadores y nebulizadores a alta presión.

El edil de Protección Ciudadana ha agradecido las donaciones recibidas por algunas empresas como es el caso de Ascensores Nevada, que ha donado 100 pantallas faciales; o una empresa de Jaén, que ha regalado un equipo de pulverización remolcable compuesto por una cuba con una capacidad de 800 lts de producto y una bomba de alta presión capaz de alcanzar los 40 bar de presión.

Además, desde la dirección operativa de los trabajos se colabora con los responsables de cada centro asesorándoles en cuanto a las medidas organizativas e higiénico-preventivas que mejoren las condiciones de seguridad y control interno. Para ello, desde el Servicio de Bomberos se han elaborado una hoja de consejos a modo de guía a los centros que complementa lo ya dispuesto, y que se entrega a los responsables de las residencias una vez finalizadas las tareas de desinfección y para minimizar los posibles riesgos de contagio.

Figuran entre los consejos y recordatorios el que los residentes positivos deben estar separados del resto de los residentes manteniendo un aislamiento absoluto dentro de sus habitaciones; que las habitaciones destinadas a los positivos deben ser las que ocupen las plantas más altas del edificio y que deben reservarse sectores completos por planta. También se indica que es aconsejable destinar personal exclusivo y diferenciado, dentro de la misma jornada laboral, para la atención de los residentes positivos y no positivos. Asimismo, el documento aconseja que “los trabajadores que atienden a los residentes declarados como positivos no deben desplazarse fuera de las zonas de aislamiento, cuyo acceso quedará restringido para el resto del personal”.

Otro de los puntos tiene que ver con el acceso a los sectores donde queden confinados los residentes positivos, así como a los espacios comunes del edificio, ascensores, cocinas, almacenes, escaleras de evacuación, salones, etc., accesos en los que deben colocarse barreras químicas, que consistirán en la colocación de alfombras, cubetos o soluciones similares que contengan desinfectante para la desinfección del calzado. Y especifican que, “en el caso de utilizar lejía se diluirá en agua en una proporción de 1/10”.

Hay igualmente recomendaciones y consejos relativos a las zonas de paso a través de puertas de apertura manual donde “deben colocarse pulverizadores conteniendo desinfectante para una correcta higiene de guantes”.

Se recuerda en el documento que todos los trabajadores deben contar con los equipos de protección adecuados a sus funciones, siendo el mínimo imprescindible la mascarilla quirúrgica, cubriendo completamente la nariz y la boca y los guantes de nitrilo para las manos. Y se incide, entre otras diversas cuestiones, en lo relativo a los accesos a los sectores de aislamiento, en los que “deben ubicarse dispensadores de patucos, guantes, mascarillas y gorros, junto con pulverizadores con desinfectante y cubos con tapa de pedal para depositar el material de protección desechable”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario