Besar a un pelirrojo o ser infiel: Días curiosos que se celebran en el mundo

Enero y febrero empiezan con unas peculiares celebraciones que no dejan a nadie indiferente

calendario
Calendario | Foto: Archivo
Celia Pereira
0

La mayoría de la ciudadanía celebra los santos, cumpleaños, fechas especiales o brinda por algún o ningún motivo. Año Nuevo, Día de Reyes o la lucha contra la depresión son fechas marcadas en el calendario para celebrar o reivindicar lo que sucede en nuestra sociedad.

Pero también hay fechas curiosas, raras, alternativas y divertidas en estos meses que la mayoría de nosotros desconocemos. En enero y febrero el que no quiere celebrar y tomarse un cacharrito de lo que sea es porque no le apetece. Desde el Día Internacional de Besar a un Pelirrojo hasta el Día del Infiel. Todo eso albergan los dos primeros meses del año.

El año empieza con mucho dulce y es que enero acoge el 3 de enero el Día Cerezas Cubiertas de Chocolate y el 5 de enero el Día de la Crema Batida. No podremos decir que empezamos con un toque amargo el año. O puede que sí. Un poco amargao’ como diría cualquier abuela andaluza cuando llegas con mala cara a casa. Y no abuela, que después de Reyes nadie quiere volver al cole.

En una misma semana se celebran dos ‘cosas’ que podrían ir cogidas de la mano. El 10 de enero es el Día de la Gente Peculiar y 48 horas después es el Día de Besar a un Pelirrojo. A nadie parece sorprenderle que lo que necesita reivindicarse se apropie de un día. Bueno, sin faltar mucho, que la gente peculiar suele cambiar el mundo y muchos de ellos son pelirrojos. Menos en Harry Potter, J. K. Rowling no pensaba lo mismo con la familia Weasley.

Otra casualidad, o puede que no lo sea, es que el 14 de enero sea el Día de Vestir a tu Mascota y unas jornadas después, es decir, el 18 de enero se celebre el Día de Winnie The Pooh. ¿Quién no quería en su vida a un oso que hablaba y vestía con un top rojo? Humanizar a los animales siempre ha sido algo muy de Walt Disney y ahora hasta celebramos que los vistan. Aunque bueno, hay mucho animal que dice ser humano. Sin ofender.

Y para acabar el mes por todo lo alto con las celebraciones más extrañas, aparece uno de mis favoritos. El 27 de enero es el Día Mundial de la Tarta de Chocolate, es una pena que esto lo celebre muchas veces. O una suerte. Lo que sea, pero creo que hasta para celebrar mi vuelta al sol me como un trocito de este día.

Bueno, ha llegado el momento. El mes del amor. La mitad de la sociedad lo odia y la otra mitad, lo adora. A los andaluces, en general, nos encanta porque celebramos vivir en esta tierra con pan, aceite y jamón. Además, es el único puente que hay entre Navidad y Semana Santa. Todo encaja para ser feliz.

El 13 de febrero se celebra el Día de los Infieles o Amantes, el 14 del mismo mes el Día de los Enamorados y el 16 el Día de los Amores Imposibles. ¿Quién ha decidido esto? Me compadezco por el vaivén de emociones que encarnaba su vida. Parece una broma de mal gusto. Mi profesora de Lengua y Literatura diría que “si no hay sentido no se puede realizar un análisis sintáctico” y después de unos cuantos años de abandonar el instituto entiendo a la señora. No podemos decir que es el mes del amor cuando dos días se celebra lo contrario. Ni Roma es la ciudad ni a París le faltan luces. Y en Madrid tampoco hay tanta terracita.

En este mes también se celebra el Día de la Salud Sexual, el del gato y la lengua materna. Y sin ninguna duda aparece uno de los mejores días del año: Día Europeo de la Igualdad Salarial. No sé si catalogarlo en divertido, alternativo o extraño, lo único que pido es que este día sea real.

No quisiera yo dejar al mejor fruto seco sin nombrar. El 26 de febrero el rey de las bolsas mixtas celebra su día, el pistacho. Sin todos estos días el mundo sería un lugar un poco más triste y menos justo. Así que, con un poco de tarta de chocolate, un perro con chaqueta y unas cerezas todo fluye. Y hasta puede que ya mismo beses a un pelirrojo. Nunca se sabe.







Se el primero en comentar

Deja un comentario