El Banco de Leche Materna de Granada busca nuevas donantes tras la pandemia

Durante los dos primeros meses de confinamiento, la leche de casi una treintena de donantes granadinas ha salvado las vidas de más de medio centenar de bebés prematuros en Granada, Málaga, Almería y Murcia

Mother Breastfeeding Baby In Nursery
Madre alimentando a su bebé | Foto: Archivo | Vídeo: Banco de Leche Materna
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

Hace seis meses que Patricia dio a luz a su bebé Candela. Una preciosa niña que desde el primer minuto se enganchó al pecho para alimentarse de la leche de su mamá. Sin embargo, no todos los bebés pueden alimentarse de la leche de sus madres. En unos casos porque nacen prematuros; en otros porque las madres no tienen suficiente leche o tienen algún impedimento para darles el pecho. Es entonces cuando aparece la figura de la “mamá donante”, una mujer  donante de leche materna. Por eso, ahora que su pequeña va a comenzar con la alimentación complementaria y que sus necesidades de leche van a ir disminuyendo, Patricia ha decidido que es el momento de ayudar a otros pequeños con su leche.

Tomó la decisión hace un par de meses, pero la crisis del coronavirus hizo que desde el Banco de Leche Materna del Hospital Virgen de las Nieves de Granada se paralizaran las pruebas necesarias para comenzar con la donación. Pero la semana pasada, el banco volvió a abrir sus puertas para la incorporación de nuevas madres donantes, cuya leche permita seguir alimentando a los bebés recién nacidos ingresados en la Unidad de Neonatos de Maternidad. Y ella fue una de las primeras en llamar para iniciar el procedimiento.

Para que su permanencia en el hospital fuera del mínimo tiempo posible, la directora del Banco, Manuela Peña, le hizo una primera encuesta sobre hábitos de vida por teléfono y le dio cita para el día siguiente para hacerse una analítica de serología y recoger el material necesario para las extracciones. Las enfermeras del servicio le sacaron sangre y le explicaron detalladamente el protocolo de higiene y seguridad que tenía que seguir a partir de ese momento para evitar los contagios por Covid-19. “Fueron muy amables. Me llamó mucho la atención lo cómoda que te hacen sentir y lo agradecidas que se muestran”, explica Patricia.

La media es que cada quince días cada mujer done cerca de un litro de leche. “Un gran prematuro empieza al principio a comer muy poquito, «quizás con 2 ml. le basta, y luego puede llegar a 40 mililitros, depende”, comenta la doctora Manuela Peña.

Durante estos meses de estado de alarma, el Banco de Leche Materna de Granada ha seguido trabajando y manteniendo el procesamiento de la leche donada para su dispensación entre neonatos enfermos y prematuros tanto de los hospitales granadinos (Maternidad y Hospital Universitario San Cecilio) como de los hospitales de otras Unidades de Neonatología que desde hace tiempo están recibiendo leche pasteurizada de este centro, como son los hospitales Materno Infantil y Quirón de Málaga, el Torrecárdenas de Almería, el Hospital General de Jaén, y el Santa Lucía de Cartagena.

“La leche de una mujer que acaba de ser madre es el mejor alimento para los recién nacidos. Sin embargo, la lactancia materna en muchos casos no es posible. De ahí que sea tan importante la solidaridad de las madres donantes. Con el confinamiento se suspendieron las nuevas inscripciones de donantes al Banco de Leche, para evitar los desplazamientos al hospital de estas madres”, explica la responsable del servicio, quien matiza que sólo se han realizado inscripciones de madres con hijos ingresados en las Unidades de Neonatología y que regularmente acudían a los Centros Hospitalarios con este motivo. “Pero la actividad ha podido continuar gracias a las madres que ya estaban donando y que desde el primer momento manifestaron su interés en mantener la donación. En Granada, su solidaridad y la colaboración de la Gremial del Taxi de Granada y de los taxistas del Área Metropolitana que se ofrecieron para altruistamente recoger la leche en domicilio a las donantes ha hecho posible mantener esta actividad”.

Así, durante los dos primeros meses de la pandemia en Granada casi una treintena de donantes han seguido enviando su leche al banco granadino desde todas las zonas de Granada capital y también desde municipios del cinturón como Maracena, Atarfe, Churriana de la Vega, Armilla y Alfacar. Han sido 55 litros de leche que han salvado las vidas de más de medio centenar de bebés prematuros. Un gesto que han querido agradecer con un vídeo en el que hacen un repaso por los diez años que cumple ahora el Banco de Leche Materna de Granada.







Se el primero en comentar

Deja un comentario