El Ayuntamiento de Puebla de Don Fadrique se ve obligado a cancelar un viacrucis por orden de la Guardia Civil

El siguiente texto, redactado por lugareños de la localidad del norte de la provincia, explica con todo lujo de detalle qué ha ocurrido

La-Guardia-Civil-visita-residencias-y-centros-de-mayores-durante-el-estado-de-alarma
Agente de la Guardia Civil | Foto: Archivo
GabineteGabinete
0

La parroquia del pueblo organiza, junto con el apoyo y promoción del Ayuntamiento, un via crucis por las calles del pueblo para la mañana del viernes 10 de abril, como así lo han anunciado por redes sociales el día 6 de abril a las 11:18 de la mañana, con el siguiente redactado por el propio Ayuntamiento de Puebla de Don Fadrique:
“Como todos sabéis, este año la Semana Santa será un poco peculiar debido al estado de alarma provocado por la pandemia de coronavirus, por eso desde la Parroquia Santa Maria de la V Angustia se ha preparado una programación alternativa, para que los creyentes y feligreses católicos puedan disfrutar de esta Semana Santa llena de pasión”.

En primera instancia, el Ayuntamiento no sólo no notifica a la parroquia que esa actividad no es una de las actividades esenciales que se permiten realizar de acuerdo con el Real Decreto por el que se declara el estado de alarma sanitaria en el que se encuentra todo el país, sino que se erige como altavoz de la misma, poniendo al servicio de esta sus redes sociales como herramienta de comunicación.

En medio de esta confusión sobre qué está permitido y qué no, y ante el malestar de un buen número de vecinos, tanto residentes en el municipio, como de ciudadanos que cuentan con familiares en situación vulnerable en Puebla de Don Fadrique, la Guardia Civil recibe una llamada anónima notificando la celebración del viacrucis por las calles del pueblo. Los responsables de este organismo, que han de velar por el cumplimiento del Real Decreto que tiene como fin proteger la salud y seguridad de los ciudadanos y contener la progresión de la enfermedad, se ponen contacto con el Ayuntamiento del municipio para que rectifique en la decisión de celebrar ese acto, de forma que tanto el Ayuntamiento como la parroquia no infrinjan la legalidad vigente en el estado de alarma.

Como respuesta a esta llamada al orden por parte de la Guardia Civil, el alcalde, D. Mariano García Castillo emite un comunicado en el que se anuncia la cancelación del evento, eludiendo toda la responsabilidad que tanto la parroquia como el propio consistorio podían tener en él y centrando el motivo de la cancelación en una llamada de denuncia por parte de un vecino del pueblo.

En lo que llevamos de confinamiento y estado de alarma hemos sido testigos de algunos casos similares, como el del párroco del municipio alicantino de Sax, o el de Balmaseda, en Bizkaia. Sin embargo, en ninguno de esos numerosos casos hemos visto cómo todo un consistorio municipal trata de esconder un grave error por su parte detrás de una llamada anónima a la Guardia Civil, emitiendo un comunicado en el que acusa a un particular de haber puesto una denuncia, lo cual no es el caso.

El comunicado del alcalde, al que se puede acceder en la página oficial del Ayuntamiento de Puebla de Don Fadrique, pone el peso de la cancelación del evento en una denuncia, lo cual es legalmente incorrecto, ya que en primer lugar no hay denuncia, y en segundo lugar una denuncia per se no puede detener ningún evento, sino la actuación de las autoridades competentes, en este caso, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los Cuerpos de Policía de las comunidades autónomas y las corporaciones locales, en aras del cumplimiento del Real Decreto de estado de alarma sanitaria.







Se el primero en comentar

Deja un comentario