El Ayuntamiento de Granada presenta un borrador del presupuesto de 2020

Las cuentas, que el gobierno local califica de "responsables" y "realistas" pueden ser las primeras que se aprueben desde 2015

borradorpresup4
El alcalde, Luis Salvador, entre los concejales Luis González (izquierda) y José Antonio Huertas | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El Ayuntamiento de Granada asegura que avanza hacia la aprobación del presupuesto de 2020. Así lo ha anunciado esta mañana el alcalde, Luis Salvador, quien ha presentado el borrador de un documento económico “responsable, realista, prudente y sostenible, que apuesta por el mantenimiento de las políticas sociales, el pago a proveedores y la reducción de la deuda. Son”, ha destacado, “los presupuestos de la responsabilidad”.

Acompañado por los concejales de Economía, Luis González, y Hacienda, José Antonio Huertas, el primer edil se ha mostrado satisfecho de que este equipo de Gobierno haya puesto sobre la mesa “el único borrador de presupuesto que se ha presentado en los últimos cinco años, una grandísima noticia para Granada que habla de la forma de trabajo y del cumplimiento de nuestros compromisos”.

Así, el documento contempla un total de ingresos de 286.316.817 euros frente a una previsión de gastos de 273.648.061 euros, lo que, según ha explicado el concejal de Economía, Luis González, supone un superávit entre ingresos y gastos corrientes de 13,397.121 euros. De ese modo, ha dicho el edil, se da cumplimiento al Plan de Ajuste “que nos obliga a generar un superávit dedicado a la disminución de la deuda a proveedores y a hacer frente a la deuda comercial”.

“Este presupuesto”, ha concretado, “nos permite destinar al pago de proveedores aproximadamente trece millones y medio de euros. Además, dedica la no despreciable cantidad de 13.7450.000 euros al pago de deuda. Es decir, que en realidad, se destinan casi 27 millones de euros a reducir deuda”.

A ello se añade, según ha incidido, que el documento presentado se ajusta al máximo a la ejecución real y no contempla en ningún caso el aumento del endeudamiento. “No se debe caer en los errores que han tenido otras corporaciones en el pasado de asumir proyectos que no puedan ser financiados, porque hay que tener claro que el aumento de los ingresos implica coste para el ciudadano. Un ayuntamiento que tiene una deuda cercana a los 270 millones de euros no puede tener un presupuesto expansivo, porque nos estaríamos engañando y engañando a la ciudadanía. Con esto no se puede frivolizar”.

Para el alcalde, que ha recordado la “absolutamente calamitosa situación económica del Ayuntamiento, con una deuda desbordada y un pago a proveedores que estaba incontrolado”, el futuro presupuesto viene a dar respuesta al cumplimiento del Plan de Ajuste aprobado por el Consistorio, al objetivo de disminuir el tiempo del pago a los proveedores, a la reducción de la deuda municipal y “a las exigencias de la sociedad granadina, que no puede entender que un ayuntamiento no tenga un documento rector donde quepan todas las necesidades del conjunto de la sociedad.”.

En este sentido, el primer edil ha apelado “al sentido de responsabilidad del resto de formaciones políticas. “Nosotros hemos hecho nuestro trabajo, que era poner un borrador de presupuestos, el mejor posible dadas las circunstancias en las que tenemos que desenvolvernos. Entiendo que la van a tener porque Granada no puede estar ni un año más sin presupuestos. Este equipo de Gobierno ha cumplido presentando un documento que, en definitiva, responde a la reducción de deuda, pero al mismo tiempo, al mantenimiento de las políticas sociales”.

Del mismo modo, el concejal responsable de Hacienda, José Antonio Huertas, ha incidido en el carácter social del borrador económico hoy presentado y se ha mostrado “orgulloso” de que el área de Derechos Sociales mantenga su capítulo de inversiones y de gastos. “No podemos quitar ni un solo euro”, ha dicho, “para apoyar a las asociaciones, entidades, organismos e instituciones sin ánimo de lucro que ayudan a los que lo necesitan. Y este equipo de gobierno está firmemente comprometido en ello”.

Con respecto a las grandes áreas de gasto del Ayuntamiento, el documento prevé – además de cumplir los compromisos adquiridos con la plantilla municipal- destinar a los servicios públicos básicos el 45,65 por ciento del presupuesto, casi 125 millones de euros; más de 33 millones a la protección social; un 16,7 por ciento a actuaciones de carácter general; otro 11,40 por ciento -31 millones de euros- para bienes públicos de carácter preferente; y el 6,61 por ciento destinado a amortización de deuda pública.

Por último, el alcalde ha querido dejar claro la firme voluntad del Ayuntamiento de seguir impulsando en los próximos años los “grandes proyectos de ciudad”. Así, tras recordar los convenios firmados con la Alhambra para intervenciones como la recuperación del Maristán o del paseo de Romayla, Salvador se ha referido a la “implicación de otras instituciones con las que estamos en contacto” para dar cabida a “otros ambiciosos proyectos de ciudad hasta el 2031”.

“Estos presupuestos suponen la base de firmeza de que desde el Ayuntamiento se va a acortar deuda, pagar a proveedores y reducir gastos. Se va a hacer una gestión eficaz de los recursos sin recaudar más a los ciudadanos. Son unos presupuestos que satisfacen la necesidad real de este ayuntamiento, de Granada y de los granadinos” ha concluido, “A la vez que este equipo de Gobierno mantiene todos su compromisos en el desarrollo de un proyecto político para los próximos años”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario