El Ayuntamiento de Armilla pone en marcha medidas tributarias para paliar los efectos de la crisis del covid-19

No cobrará la tasa de basura a las actividades económicas cerradas por el Estado de Alarma

Ayuntamiento de Armilla
Facha del Ayuntamiento de Armilla | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El Ayuntamiento de Armilla pone en marcha una batería de medidas tributarias para las actividades económicas y vecinos y vecinas con el objetivo de paliar, en la medida de lo posible, las consecuencias del Estado de Alarma decretado como consecuencia del Covid-19.

Debido a la situación creada con la paralización de una gran parte de la actividad económica, son muchas las empresas y vecinos que se han visto afectados por una brusca disminución de ingresos. Ante tal circunstancia, el Ayuntamiento de Armilla pone en marcha una serie de medidas que pretenden facilitar o reducir el pago de los impuestos y tasas municipales.

La alcaldesa de Armilla, Loli Cañavate, afirma que es consciente de “la difícil situación que se les presenta a muchos armilleros y armilleras que se han visto afectados por el cierre de sus negocios, por ERTES y por despidos”. En ese sentido, asegura que han abierto “diferentes líneas de actuación que se irán concretando en las próximas semanas”. Líneas que serán de carácter social o de reanimación del comercio local. “Hemos querido comenzar con las líneas tributarias más urgentes para aliviar la presión económica a los vecinos y vecinas de la localidad”, añade.

Para la alcaldesa de Armilla, la ayuda a las familias “será un eje fundamental” en sus políticas, porque no pueden olvidar “a los que peor lo pasan siempre durante cualquier crisis”.

Medidas del Ayuntamiento de Armilla

Entre las medidas económicas y tributarias adoptadas, unas van dirigidas a la reducción de la carga tributaria. El Ayuntamiento no va a cobrar el segundo bimestre de la tasa de basura de las actividades comerciales e industriales afectadas por el estado de alarma que han cerrado sus establecimientos.

Igualmente, no serán cobradas las tasas por ocupación de dominio público, como venta ambulante y quioscos, mientras no puedan desempeñar su actividad.

Otras medidas pretenden facilitar el pago de tasas e impuestos. Para ello, el consistorio podrá reestructurar y ampliar los plazos del periodo voluntario de pago de IBI, vehículos o vados, por ejemplo.

Entre esa batería de medidas también se contempla facilitar la concesión de fraccionamientos de todos los tributos correspondientes al año 2020, de forma que podrán fraccionarlos en su conjunto en seis pagos mensuales. No se cobrarán intereses de demora y se eliminarán los requisitos para su concesión. Además, se pospone el cargo en cuenta de los fraccionamientos actualmente en marcha hasta el próximo mes de julio, retrasando su pago durante tres meses.

En cuanto a la recaudación ejecutiva, se paralizarán todas las ejecuciones de embargo, de forma que no se puedan realizar, por ejemplo, embargos de cuentas bancarias, nóminas o retenciones de IRPF.

Y para las empresas que mantienen contratos o entregan suministros al Ayuntamiento de Armilla, se procederá al pago de sus facturas en un periodo máximo de siete días.

La concejala de Economía y Hacienda, Manuela Bertos, señala que en momentos como estos es cuando administraciones como los ayuntamientos, que son “las administraciones más cercanas a las personas”, deben ponerse a disposición y facilitar a la ciudadanía los instrumentos para que sea más llevadera una situación de crisis. “Con esa intención se han adoptado estas medidas, que son sólo un comienzo, ya que todos las secciones del Ayuntamiento de Armilla están trabajando para establecer más mecanismos de ayuda y apoyo a los vecinos del municipio”, indica.

Resumen de las medidas económicas y tributarias

1.No será cobrado el segundo bimestre (marzo y abril) de tasa de basura para las actividades comerciales e industriales cerradas por la crisis del coronavirus. (Para grandes consumidores con facturación mensual deberán solicitar la devolución de marzo y abril a través de la sede electrónica).

2. No se cobrará el importe íntegro de las tasas por ocupación de dominio público como venta ambulante y quioscos mientras que no se pueda desempeñar la actividad.

3. Reestructuración y ampliación de plazos de los periodos de pago voluntario (IBI, vehículos y vados).

4. Para facilitar el pago de los impuestos y tasas de 2020 se establecerá un periodo para poder solicitar el fraccionamiento de todos los tributos para su pago en seis plazos, y además se eliminarán requisitos para su concesión.

5. Para los fraccionamientos actualmente en vigor se suspende el cargo en cuenta de los plazos pendientes, reanudándose los mismos en el mes de julio.

6. Paralización de las ejecuciones de embargo hasta septiembre de 2020.

7. Plan pronto pago a proveedores. El ayuntamiento pagará en un máximo de siete días las facturas a sus proveedores.





Se el primero en comentar

Deja un comentario