Aumentan las matrículas en los colegios mayores de Granada por miedo a los contagios por Covid-19

Los estudiantes comenzarán a instalarse a partir de este sábado de manera escalonada para comenzar las clases el próximo lunes

MVIMG_20191116_133721_420-1024x576
Colegio Mayor María Montaigne | Foto: Web
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

A pesar de la incertidumbre de las últimas semanas sobre si los universitarios iban o no a volver a las clases presenciales, parece que finalmente las facultades van a volver a recibir a los estudiantes a partir del próximo lunes. Y esto está haciendo que desde este fin de semana las calles de Granada sean un ir y venir continuo de maletas, bolsas y demás enseres que los jóvenes necesitarán durante su estancia en la ciudad. Residencias y colegios mayores se han preparado durante los últimos días extremando las medidas de limpieza e higiene que recomiendan las autoridades sanitarias para prevenir los contagios por Covid-19.

En este sentido, los colegios mayores de la capital han preparado planes de contingencia propios según las indicaciones de la “Guía de recomendaciones para el desarrollo de la actividad en los Colegios Mayores Universitarios ante la pandemia Covid-19” que se realizó desde el Consejo Nacional de Colegios Mayores, con la colaboración de Quirón Prevención, y siguiendo las pautas que desde la Universidad de Granada (UGR) se les ha ofrecido para establecer criterios comunes. Es decir, distancia social, higiene respiratoria y el uso de mascarilla, como premisas indispensables de esta pandemia.

Una de esas medidas será la recepción escalonada de los estudiantes a través de citas previas, tal y como se ha hecho también con el traslado de los enseres, según ha indicado a GranadaDigital Mar Mañas, la directora del Colegio Mayor Montaigne y secretaria de la Comisión de Colegios Mayores de la UGR, quien apunta que este año ha habido “mucha demanda de plazas”. “Llevamos unos años de demanda creciente pero este año se ha notado especialmente. Las familias sienten que sus hijos están más y mejor atendidos y los estudiantes quieren estar seguros ante las posibilidades de contagio”, explica al respecto.

Los colegios mayores contarán con sus propios protocolos de prevención y una persona encargada del plan de seguridad para que si se detecta un posible caso se pueda actuar de la manera más rápida posible, dando el oportuno informe a los servicios sanitarios y a la propia universidad para hacer el rastreo de contactos directos. “Los centros han habilitado zonas donde se pueden aislar a los casos sospechosos y disponemos de habitaciones individuales para los posibles confinamientos hasta que se esté seguro de que este estudiante da negativo en los test”, comenta Mañas. De hecho, los centros han restringido o prescindido de las visitas de familiares y amigos dentro de las propias instalaciones.

Preguntada por la posibilidad de que se produzca un nuevo confinamiento y de que las clases presenciales vuelvan a suspenderse, Mañas hace hincapié en que los estudiantes que vengan a la ciudad tienen en los colegios mayores “su propia casa”, por lo que “tendrán la posibilidad de seguir estudiando en los centros sin que esta modalidad afecte esencialmente a sus hábitos de estudio”.

Y es que desde los colegios mayores se insiste en la necesidad de que los estudiantes sean responsables y cumplan la distancia social y el uso obligatorio de mascarilla, además de que dispondrán de geles hidroalcohólicos y de papel y desinfectante para una desinfección continua de pomos de las puertas, zonas de cafetería y resto de espacios comunes; se les tomará la temperatura tanto al personal como a los jóvenes y habrá alfombras desinfectantes de calzado, También se han intensificado los equipos de limpieza de cada colegio “y la higiene de todas las zonas se han multiplicado por tres respecto a un curso académico habitual”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario