La Asociación Almanjáyar en Familia ayudó a 360 personas en 2019

ALFA celebra un encuentro con socios y colaboradores para agradecer su colaboración y presentar los datos del pasado año

.
GabineteGabinete
0

La Asociación Almanjáyar en Familia (ALFA) ha celebrado en su sede un encuentro de socios y colaboradores con el objetivo de agradecerles su importante colaboración durante el año 2019, entregarles el Certificado de Donaciones y compartir con ellos una visita y merienda, así como para presentarles los resultados del trabajo realizado y los nuevos retos para 2020, dentro del compromiso con la transparencia que tiene esta asociación.

Durante el acto, el presidente de ALFA, el sacerdote Juan Carlos Carrión, ha dado las gracias a los asistentes por “hacer posible que las puertas del centro estén abiertas durante los 365 del año para todos los que puedan necesitar nuestra ayuda” y les ha pedido que “continúen con el compromiso de sensibilizar a las personas que tienen alrededor de la realidad social actual para que sean conscientes de que con muy poco transformamos mucho”.

ALFA ha contado en 2019 con una red de 62 voluntarios y 270 socios, y en 2020 se han marcado el reto de duplicar la cifra de asociados hasta tratar de alcanzar el medio millar. Para ello han iniciado una campaña bajo el lema ‘Destruye Barreras. Construye Futuro’ a través de la cual está incorporando nuevos socios y voluntarios, así como empresas y medios de comunicación que quieran compartir el proyecto. Los interesados pueden colaborar con ALFA accediendo a www.almanjayar.es en el apartado ‘Hazte Socio’ y realizando una aportación anual variable desde 60 euros al año.

360 personas beneficiadas

En total, han sido 360 personas las que se han beneficiado de los diferentes programas de acción social desarrollados por ALFA durante 2019, de las cuales 163 son niños. A cada una de esas personas se destinaron 1.477 euros.

Esos programas de acción social desarrollados por la asociación han sido seis. El primero de ellos ‘Infancia Programa Hacer-Hola’, destinado a menores, potenciando la acción educativa en coordinación con los centros educativos y la familia. El programa quiere dar una respuesta socio-educativa alternativa a la calle y potenciar todas las capacidades que tienen los menores, en especial, una labor centrada en el desarrollo de la inteligencia socio-emocional.

El segundo ha sido ‘Mayores-Programa Encuentro’, destinado a las personas mayores y que tiene como finalidad potenciar la calidad de vida de las personas mayores, acercándoles los recursos que les ofrecen las administraciones públicas y privadas, ofreciéndoles un espacio de ocio y encuentro que palíe su soledad. Se trabaja en red y se participa activamente la Red de Mayores de la Zona Norte.

El tercero ha sido ‘Mujer-Familia-Programa Cu-Cu’, destinado a los padres y madres, y tiene como objetivo dotarles de herramientas socio-educativas que mejoren su calidad de vida y de relación a través del cuento. Se hace un acompañamiento de las familias fortaleciendo la inteligencia emocional y el empoderamiento personal, en especial de las mujeres con situaciones de vulnerabilidad.

‘Voluntariado-Programa Cercanía’ es el cuarto de los programas y es una promoción del voluntariado social, implicándolo en la labor del barrio, dándole a conocer la riqueza que hay en las familias. Se fomenta la participación y voluntariado de la zona.

El quinto se denomina ‘Participación-Programa Tengo una Oportunidad’, y está destinado a los sectores que pasan o tienen especiales dificultades, como drogas, problemas con la Justicia, necesidades alimenticias, desempleo… Se amplían los días de atención en la Mesa de Empleo, Fondo Solidario Almanjáyar, economato socio-educativo, piso de acogida para mujeres privadas de libertad y con reducido apoyo social y familiar. Dentro de este Programa está el acompañamiento a los jóvenes en el mundo laboral y socio-educativo.

El sexto y último es ‘Nuevas Tecnologías-Programa Almanjáyar en la Red’, cuyo objetivo es romper con la brecha digital. Desde el año 2010 se ha ido abriendo de forma progresiva un espacio que permita ofrecer una imagen positiva de Almanjáyar y que posibilite el acceso a las nuevas tecnologías a las personas del barrio. Además, se empiezan a diseñar los programas socio-educativos en la plataforma de formación on-line.



Se el primero en comentar

Deja un comentario