Así fue el histórico viaje inaugural del AVE entre Madrid y Granada

El tren de alta velocidad tardó tres horas y 22 minutos en cubrir los 420 kilómetros que separan Madrid y Granada

FOTOS AVE_-13
Los dirigentes políticos que realizaron el viaje inaugural, a su llegada a la estación de Granada | Fotos y vídeo: Javier Gea
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

A las 9,12 de la mañana, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, hacía su aparición en la vía 12 de la estación de Atocha, donde esperaba desde bastante antes el AVE para hacer su viaje inaugural. Sánchez llegó con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y ambos encabezaron así una comitiva en la que estaban, por citar a algunos, los presidentes de Renfe y Adif, Isaías Taboas e Isabel Pardo, respectivamente, o los tres diputados nacionales por Granada: José Antonio Montilla, Elvira Ramón y José Antonio Salas. Alrededor, pululando por el tren, un buen número de periodistas y un montón de ejecutivos, así al pronto se diría que centenares, vestidos con traje oscuro.

Tres minutos más tarde, el tren se puso en marcha para recorrer los 420 kilómetros de su nuevo recorrido, no sin que antes el exalcalde de Granada Francisco Cuenca, que se había encajado en Madrid sin que en principio constara en el guion, dijera que el día era “histórico”, pero también que sólo era “un punto de partida” porque faltan obras como el soterramiento en La Chana y porque “no debemos quedarnos fuera del Corredor Mediterráneo”.

También fue ligeramente reivindicativo Gerardo Cuervas, presidente de la Confederación Granadina de Empresarios, que mostró su “satisfacción” pero dejó claro que “no podemos relajarnos” y que hay que aspirar a que haya más frecuencia de trenes que unan Madrid y Granada.

Detrás de cada asiento, la revista mensual de Renfe mostraba en portada una bonita imagen del Albaicín y, dentro, un amplio reportaje ensalzando las bondades del nuevo destino de la alta velocidad. Fue interesante ojear su contenido, tanto como observar cómo el tren iba rápidamente alcanzando su velocidad de crucero. 268, 289, 299… Cruzar La Mancha a esos kilómetros por hora es una sensación agradable.

A las 10,10, el tren llegó a Puertollano, estación en la que no hizo parada. En el vagón de los periodistas (en uno de ellos, en realidad había dos), hay quienes hacen conexiones en directo para sus medios y recuerdan datos ya conocidos pero importantes, como que la infraestructura ha precisado de una inversión de 1.645 millones de euros, y otros más novedosos, como que ya se han vendido 40.000 billetes para la nueva línea.

En Córdoba, donde se arriba a las 10,53, tampoco hay parada, aunque a partir de ahora sí que la habrá. Y a las 11,22 los vagones llegan a Antequera, donde sí toca hacer una pausa. Pedro Sánchez y José Luis Ábalos bajan y son recibidos por el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno; por la consejera de Fomento y parlamentaria granadina Marifrán Carazo; por el alcalde de Antequera, Manuel Jesús Barón, y, otra de las sorpresas del viaje, por Susana Díaz, expresidenta de la administración autonómica y secretaria general del PSOE-A. En la estación de Santa Ana descubren una placa y provocan un gran alboroto entre los gráficos, arracimados para intentar encontrar el mejor espacio.

Veinte minutos después de esa parada (protocolaria, que no técnica), el viaje se reanuda por el tramo que ahora empieza a funcionar. A partir de ahora, todo es nuevo. Llega el momento de comprobar cómo el tren pierde velocidad al pasar por Loja, un hecho que sorprende mucho a los periodistas venidos desde Madrid, desconocedores de que esa circunstancia fuera a producirse, y de angustiarse ligeramente al pasar, a las 12,15, por el túnel de San Francisco. Ahí, lo mejor es fijar la vista al frente, porque si se mira a los lados se ven las paredes justo al lado de la ventana, lo cual no es nada tranquilizador.

Finalmente, a las 12,37, el AVE hace entrada en la estación, a la que no ha podido acceder nadie que no estuviera acreditado. En los alrededores, sin embargo, había bastante gente. Algunos, muy pocos, para protestar. La mayoría, por la curiosidad que genera la novedad.

Sánchez bajó del tren y saludó a pie de escalera al alcalde de Granada, Luis Salvador, y al presidente de la Diputación, José Entrena. El revuelo de periodistas se reproduce mientras Sánchez accede a la sala habilitada para el acto oficial, que consta de un vídeo promocional y los discursos de los dirigentes nacionales, autonómico y local.

Y eso fue todo. A partir de mañana, viajes para usuarios menos VIP, pero con las mismas ventajas. Granada, mañana, amanecerá con AVE. Ya era hora, pero no deja de ser una buena noticia.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario